martes, 29 septiembre 2020 7:32

Gobierno muestra “solidaridad” por la situación de Moria

Los países del sur de la UE piden una política migratoria europea solidaria

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha expresado este jueves la solidaridad del Gobierno y el pueblo español ante las “imágenes terribles y dantescas” del campo de refugiados de Moria, en la isla griega de Lesbos, pero no ha anunciado ninguna iniciativa concreta para acoger en España a menores no acompañados, como sí ha hecho poco antes el presidente francés, Emmanuel Macron.

Sánchez ha asistido este jueves a la cumbre de países del sur de la UE (Francia, Italia, España, Portugal, Grecia, Malta y Chipre) que se ha reunido en Córcega con Macron como anfitrión. Al inicio de la declaración sin preguntas que han compartido los siete jefes de Estado y de Gobierno, Macron ha destacado que Francia y Alemania ejercerán una “solidaridad concreta” con Grecia acogiendo menores no acompañados.

La política migratoria europea, en vísperas de que la Comisión Europea presente su propuesta de reforma, ha sido uno de los puntos claves en la agenda de la cita, con la que los países del sur pretenden coordinar sus posiciones antes de las citas a 27.

Los Gobiernos han apostado por una política migratoria que no se circunscriba al control de fronteras, ha señalado Sánchez, sino que tenga también una vertiente de relación externa con los países de origen y tránsito. “Solidaridad, responsabilidad y humanidad”, ha resumido Sánchez.

Entre las claves de la reforma están la cuestión de la distribución de los solicitantes de asilo y las responsabilidades de los países de primera entrada. El primer ministro de Malta, Robert Abela, que ha agradecido a Macron y Sánchez el apoyo que han brindado a su país con la llegada de distintos barcos con inmigrantes, ha subrayado que hace falta una política para esta cuestión no se trate caso por caso.

“La UE no puede seguir actuando como si el problema de la migración no existiera”, ha dicho, añadiendo que el caso de Moria no es el único y que los países de primera entrada no pueden asumir toda la carga.

Según Macron, los países del sur también apostarán por la necesidad de invertir en ayudar a Libia para entrenar más guardacostas y por hacer que Turquía cumpla el acuerdo de readmisiones de 2016.

El jefe del Ejecutivo español ha remarcado la importancia que España concede a estas reuniones de coordinación y el deseo de su Gobierno de dar un nuevo impulso a la política euromediterránea ahora que se cumplen 25 años del Proceso de Barcelona.

Entre las prioridades españolas en esta reunión está también trabajar para que los instrumentos que permitirán el Fondo Europeo de Recuperación post Covid estén ratificados antes de fin de año.

TURQUÍA Y EL MEDITERRÁNEO ORIENTAL

Los siete han abordado también la relación con Turquía en el contexto de la tensión con Grecia y Chipre por las prospecciones de gas que este país ha emprendido en el Mediterráneo Oriental. Sánchez ha apostado por “un diálogo verdadero” que desescale la tensión y para ello ha dado su apoyo a la labor del alto representante de la UE, el presidente del Consejo Europeo y la presidencia alemana de la UE.

Más contundente ha sido Macron, que ha destacado el “mensaje de apoyo sin ambigüedad a Grecia y a Chipre frente a las provocaciones ilegales” y ha apostado por el diálogo y la desescalada sobre la base de unos principios claros.

Sánchez también ha expresado el apoyo de España al acuerdo de alto el fuego en Libia y la apuesta por la desmilitarización de Sirte, y el diálogo político entre actores libios para consolidar el proceso.