Compartir
  • “Es un presupuesto expansivo, inversor y con una gran carga social”, según Raimundo González.
  • Incrementa el capítulo de personal, el gasto corriente, la deuda se sitúa a la altura de los años 90 y las inversiones llegan a los 12,5 millones de euros.

Pontevedra, 29 de noviembre de 2018.-La Xunta de Gobierno Local aprobó el proyecto de presupuesto 2019 que asciende a 76.630.000 euros, el más elevado de la historia del concello. El expediente fue entregado esta mañana a los grupos municipales en una comisión extraordinaria de cuentas, para que presenten los alegatos.

Raimundo González, concelleiro de Economía y Hacienda, explicó que es un presupuesto “expansivo, inversor, con una gran carga social porque suben los gastos en Igualdad, en la lucha contra la violencia de género, para el Servicio de Ayuda en el Hogar, en Enseñanza y Promoción de la ciudad”. El incremento del presupuesto es de 1,5 millones de euros con respecto al del año anterior; la subida es de casi un 2%.

El capítulo de Personal tiene una partida de 23,3 millones de euros. Incrementó respecto del año anterior porque se contempla la última subida pactada por el Gobierno de Rajoy con los sindicatos de un 2,5%; y tres programas nuevos: cuatro nuevas incorporaciones para la gestión de la Estrategia “+Pontevedra” de los fondos FEDER; cuatro nuevos puestos para la gestión de los residuos a través del programa de compostaje; y dos nuevas plazas para la gestión de los fondos Risga.

Además, también en el capítulo de personal, el Ayuntamiento destina una partida de 300.000 euros para dotar la futura Relación de Puestos de Trabajo (RPT) en el caso de existir acuerdo en la mesa de negociación. Esta partida se vio incrementada en 75.000 euros, la petición del Partido Socialista.

En el capítulo de Gasto Corriente, el Presupuesto de 2019 incluye un montante de 33 millones de euros. En este apartado se incluyen programas EDUSI sobre el fomento del comercio minorista, la dinamización del comprado de abastos, o la propia asistencia técnica de gestión de los fondos europeos. También se incrementa con 300.000 euros más para el Servicio de Ayuda en el Hogar (SAF) y 466.000 euros de reserva en caso de que haya que pagar las indemnizaciones si no se llega a adjudicar el estacionamiento Veteris.

Las inversiones están fijadas para el próximo año en 12,5 millones de euros. La este capítulo se atribuyen obras como el Puente del Burgo, los pabellones de la Parda, la reforma de Mollabao, la reforma de Loureiro Crespo, el acceso a Monte Porreiro, el nuevo local social de los Campos, el campo de fútbol de Salcedo u obras de accesibilidad en el rural, entre otros muchos proyectos.

En este punto, Raimundo González comentó que el próximo año las inversiones municipales no solo se pueden circunscribir a la partida contemplada en el presupuesto, sino que hay que incorporarles las inversiones asociadas a los contratos en concesión firmados en este 2018: los 37 millones de euros que tiene que financiar Viaqua en el próximo año, o los 5 millones de euros de reforma de las piscinas de Campolongo.

La deuda municipal está situada en 12.091.000 euros, a más baja desde el año 1992. Raimundo González comentó que con el ahorro actual del concello se podría liquidar la deuda municipal a 1 de enero, y dejar de pagar los siete créditos que tiene operativos en este momento; si bien por estrategia económica, no es te convine.

La deuda municipal está situada en el 17,7% de los derechos liquidados el presupuesto de 2017, y su techo de gasto está situado en el 75%.

En este próximo año, la amortización de crédito será de 1.420.000 euros, y el pago de intereses será de 200.000 euros.

Raimundo González quiso resaltar que el presupuesto fue acordado con las Federaciones de Asociaciones de Vecinos por lo que recoge sus demandas, además de con algunos grupos municipales.