Quantcast

Cataluña aplicará desde el martes un método que dobla la capacidad de hacer test

La consellera de Salud de la Generalitat, Alba Vergés, ha anunciado que a partir de este martes Cataluña empezará a aplicar el nuevo método ‘pulling’, que “permite doblar la capacidad de hacer pruebas” de detección del coronavirus.

Se trata de una técnica que recoge muestras nasales de ocho personas y las traduce en una sola analítica: si el resultado es positivo, se trata a los sujetos de forma individualizada, ha explicado Vergés este lunes en una rueda de prensa en el Hospital Germans Trias i Pujol (Badalona) junto al vicepresidente en funciones de presidente, Pere Aragonès.

Esta técnica está pensada para zonas de baja prevalencia y “permite hacer cribados poblacionales a muchas más personas con menos reactivos y laboratorios”, ha detallado la consellera.

Como exige un movimiento de personas y de profesionales sanitarios ingente, “sería ideal no tener que utilizarla o hacerlo en las condiciones que corresponden”.

El método se aplicará inicialmente en el Hospital Germans Trias i Pujol (Badalona), en el Vall d’Hebron de Barcelona, en el de Bellvitge en L’Hospitalet (Barcelona) y en el Banc de Sang i Teixits de Barcelona.

TEST DE ANTÍGENOS

La Conselleria de Salud también prevé recibir esta semana 500.000 test de antígenos, que tienen una sensibilidad y especificidad muy buena durante los cinco primeros días de sintomatología, y permiten tener los resultados en 20 minutos.

Estos test se usarán en personas con síntomas y se destinarán a hospitales comarcales que no tengan laboratorio propio –o lo tengan lejos– y a la atención primaria, que “está asumiendo el 80% del impacto de la epidemia”, ha explicado Vergés.

UN EQUIPO DE 7,5 MILLONES DE PERSONAS

La consellera ha pedido la colaboración ciudadana para que el esfuerzo de los profesionales frente al Covid-19 no sea en vano: “No será suficiente si no somos un equipo de 7,5 millones de personas dando respuesta a la epidemia del coronavirus”.

Ha pedido complicidad y “no hacer comidas de trabajo ni reuniones presenciales cuando son prescindibles” en la medida en que se pueden posponer o celebrar virtualmente, además de reducir los encuentros después de la escuela, las cenas, y las escapadas.

“Estamos preocupados, la tendencia es creciente”, como ocurre en territorios como Francia, Bélgica, Holanda o Escocia, y ha remarcado que ante el virus es necesaria la anticipación.

CAPACIDAD DIAGNÓSTICA Y MEDIDAS

La capacidad diagnóstica en Cataluña, en palabras de Vergés, “está a tope”: se practican 140.000 pruebas cada semana, lo que significa que en ese tiempo se realizan test a 1 de cada 50 personas en Cataluña.

Aun así, la consellera ha explicado que “a lo largo de la semana es más que probable” que la Generalitat anuncie medidas para intentar reducir la movilidad y la interacción social.

Y ha añadido que están trabajando “de una forma muy intensa” con las administraciones locales para estipular las medidas, porque ellas conocen los barrios y los pueblos, ha concluido.

Comentarios de Facebook