Quantcast

Castilla y León defiende el modelo de “presencialidad segura”

La consejera de Educación de Castilla y León, Rocío Lucas, ha defendido en la tarde de este miércoles durante el Pleno Extraordinario de la Conferencia General de Política Universitaria, que las instituciones académicas de Castilla y León continúan apostando por una “presencialidad segura” en las aulas.

Según ha destacado Lucas, las universidades del sistema autonómico han comenzado el curso 2020-2021 tal y como habían previsto en sus protocolos, con la adaptación de sus enseñanzas presenciales “a la situación sanitaria extraordinaria” y “están preparadas para continuar con su actividad académica”.

Así lo ha manifestado la consejera ante el ministro de Sanidad, Salvador Illa; el de Universidades, Manuel Castells, y los representantes autonómicos de ambas carteras.

Según ha informado la Junta de Castilla y León a través de un comunicado remitido a Europa Press, Lucas ha recordado, que “ya se están tomando” medidas específicas de prevención y reacción frente a los incumplimientos y que este modelo “cuenta con el respaldo de toda la comunidad universitaria”.

En este mismo encuentro telemático, la consejera de Sanidad, Verónica Casado ha defendido el modelo presencial que están desarrollando las universidades de la Comunidad como un “espacio seguro” y ha enfatizado la “colaboración y buena sintonía” con los rectores de las universidades, al tiempo que ha mostrado su apoyo a las medidas que éstos determinen en su autonomía universitaria.

HOMOLOGACIONES

Verónica Casado ha aprovechado la reunión para solicitar a ambos ministerios la agilización de las homologaciones de los títulos de graduados como de especialistas.

Las consejeras han reconocido ante los ministros que la mayor parte de los universitarios de la Comunidad está actuando “con total responsabilidad”, si bien han mostrado su “total apoyo institucional” a los rectores de Castilla y León que están sancionando a quienes no respetan las normas.

En este sentido, han defendido que las medidas de seguridad adoptadas por las universidades de la Comunidad, tanto en las aulas como en los colegios mayores, “están demostrando ser oportunas”, ya que el rastreo de contactos estrechos y la trazabilidad de los casos “está funcionando correctamente y en coordinación con el sistema sanitario público”.

Asimismo, han subrayado que la respuesta tanto epidemiológica como disciplinaria de las instituciones universitarias de la Comunidad “está siendo ágil y decidida”, tomando las decisiones “en coordinación total con las autoridades educativas y sanitarias”.

La reacción a las medidas adoptadas, especialmente en el ámbito de la docencia, está siendo, a juicio de la Junta, “razonablemente positiva” por parte de toda la comunidad universitaria y las universidades de Castilla y León están adaptando su enseñanza a los distintos escenarios que requiere cada situación particular “sin grandes inconvenientes”.

RELACIÓN “FLUIDA” CON LAS UNIVERSIDADES

Finalmente, Casado y Lucas han destacado la “fluida relación” y “especial coordinación” entre las universidades, las autoridades sanitarias y las educativas y, dentro de las universidades, de los responsables universitarios con sus comunidades docentes.

Las universidades de Castilla y León han trabajado en campañas de concienciación de la comunidad universitaria haciendo a los estudiantes copartícipes de la toma de decisiones, convocando periódicamente a sus órganos de representación e informando sobre la evolución de las medidas adoptadas.

De hecho, cuentan con el respaldo de la comunidad estudiantil, incluso en relación con la adopción de medidas disciplinarias ante los casos de vulneración de las normas sanitarias y de convivencia, como resalta la Junta de Castilla y León.

Hasta el momento, se han producido varias incidencias que han requerido el paso a la docencia virtual o a distancia de algunos cursos por un periodo de entre diez a 14 días, todo ello en función de los criterios sanitarios de los expertos que integran los equipos-Covid.

En los últimos días, se ha detectado un número importante de casos en colegios mayores que ha obligado, en León, a decretar una cuarentena preventiva hasta la obtención de los resultados PCR de los colegiales y, en Salamanca, a una cuarentena por alta incidencia en dos de sus colegios, siguiendo el protocolo elaborado en verano por el Consejo de Colegios Mayores Universitarios de España.

Además, se han abierto varios expedientes disciplinarios en los casos detectados de vulneración de las normas sanitarias y de convivencia social con pleno respeto a las garantías y derechos de los afectados que se encuentran a la espera de resolución.

Comentarios de Facebook