Compartir

Más de 250 personas han sido atendidas hasta la fecha, registrándose gran demanda de información procedente de otros municipios ante la saturación detectada en la línea 012 establecida por el ICAVI

 

El pasado 8 de mayo se abría el plazo para presentar las solicitudes relativas a las ayudas al pago del alquiler que ha convocado el Instituto Canario de la Vivienda (ICAVI), las cuales están dirigidas a personas que se hayan visto afectadas por la crisis sanitaria ocasionada por la COVID-19. Un plazo que quedará abierto hasta que se agote el crédito asignado a tal ayuda y que en todo caso se ha fijado como fecha de finalización el 30 de septiembre de 2020.

Desde que comenzara este proceso, las concejalías de Servicios Sociales y Nuevas Tecnologías del Ayuntamiento de San Miguel de Abona, junto con la Sociedad Municipal de Vivienda como medio propio, han estado trabajando de manera coordinada para llegar a atender a 252 personas con el perfil de arrendatarios o arrendadores, de las cuales unos 130 han sido atendidas de manera presencial.

Cabe recordar que, desde un primer momento, el consistorio sanmiguelero ponía a disposición del usuario un número de teléfono para recibir cualquier tipo de información relacionada con el proceso de solicitud de estas ayudas. En este sentido, las gestiones realizadas por las diferentes áreas del ayuntamiento han estado orientadas al asesoramiento al ciudadano; valoración de la situación para saber si cumple o no con los requisitos en lo que a supuestos de vulnerabilidad económica y social sobrevenida-ERTE se refiere; cese de actividad en caso de autónomos o desempleo como efectos colaterales de la Covid-19-; información de la documentación a aportar; derivación a otros recursos municipales si en un primer filtro se detecta que no cumple requisitos básicos; y cualquier otra duda que se ha ido planteando por parte del ciudadano.

Siguiendo los protocolos de seguridad básicos, el Ayuntamiento de San Miguel de Abona está haciendo especial hincapié en ayudar a aquellos usuarios que presenten mayor dificultad a la hora de acceder a las nuevas tecnologías, disminuyendo de este modo la llamada brecha digital, puesto que el procedimiento de solicitud de las ayudas al alquiler se debe hacer de manera telemática.

Cabe resaltar que, a día de hoy, San Miguel de Abona en el único municipio de la isla que ha ofrecido este tipo de asesoramiento, llegando a registrar gran demanda de información procedente de otros municipios ante la saturación detectada en la línea 012, la cual está puesta a disposición del usuario por parte del ICAVI como una de las vías para solicitar las ayudas.

El Ayuntamiento de San Miguel de Abona recuerda que, a fecha actual, sigue abierto el plazo de solicitudes y que la información se seguirá facilitando por parte del consistorio a través del 922-700.000 ext. 1225.