Compartir

Un estudio encargado por Ciudad de Mar a la empresa E-Littoral para determinar el estado pasado, actual y futuro del arrecife natural de la playa apunta que la erosión es un proceso continuado desde hace 5.000 años

El diagnóstico, que se encuentra en el ecuador de su recogida de datos y análisis empírico, presentó un avance de su trabajo al consejo de participación de la Microárea Ecoturística de Las Canteras

La integridad de La Barra de la playa de Las Canteras y su estado futuro de erosión será fundamental para controlar la inevitable subida del nivel del mar en esta zona del litoral de Las Palmas de Gran Canaria. Esta es una de las conclusiones preliminares del estudio sobre la configuración actual y la evolución histórica y futura de este arrecife natural, que la Concejalía de Ciudad de Mar ha encargado a la empresa E-Littoral, especializada en la realización de estudios de ingeniería costera y oceanográfica en el medio marino.

Este diagnóstico, que se encuentra en el ecuador de recogida y análisis de datos empíricos, observa como La Barra determina la hidrodinámica costera, y es un elemento central en el soporte de los ecosistemas, la dinámica sedimentaria y, en último término, la actividad económica, social y cultural del entorno de la playa de Las Canteras.

La Barra de Las Canteras ha sido testigo de los Cambios Climáticos y oscilaciones del nivel del mar desde su formación en el último periodo interglaciar, hace aproximadamente 110.000 años. La erosión marina en La Barra es un proceso continuado desde hace por lo menos 5.000 años.

Hasta el momento, E-Littoral ha concluido parte del estudio batimétrico y topográfico de La Barra y la realización y análisis de fotografías aéreas y ortofotos digitales de alta resolución. Durante 2020, se llevará a cabo  la recogida de imágenes aéreas con una cámara hiperespectral gracias a un dron y se verificará el estado de las zonas sumergidas de especial interés con técnicas submarinas de buceo y video barrido.

El análisis preliminar fue presentado por los responsables del estudio, la consultora ambiental E-Littoral, al consejo de participación de la Microárea Ecoturística de Las Canteras que celebró ayer martes, 22 de octubre, en el Club Victoria una de sus reuniones habituales.

Los investigadores cruzarán todos los datos, entre los que se encuentran imágenes fiables recopiladas desde 1950, para trazar un escenario futuro de erosión de La Barra y sus efectos sobre la hidrodinámica (oleaje y corrientes)  de Las Canteras.

“Lo que sí que parece claro es que La Barra ha sido, es y será un elemento determinante en la calidad de las condiciones ambientales, económicas y sociales de la playa y que su ritmo de erosión futura va a continuar determinando como será Las Canteras dentro de cien años. Necesitamos trabajar con datos científicos que nos ayuden a tomar decisiones de gestión y conservación orientadas a mejorar la adaptación al Cambio Climático”, apuntó el concejal de Ciudad de Mar, José Eduardo Ramírez.

Por su parte, los responsables del estudio explicaron que “se trata de una estructura natural erosionada y los datos del estudio nos muestran que esa erosión no es homogénea. Con el levantamiento topo batimétrico queremos hacer una reconstrucción de la estructura original de La Barra, hace 6.000 años a partir de la cual podamos calcular datos de retroceso. Es un trabajo que pretendemos abordar en los próximos meses”.

Precisamente, el estudio de la configuración y nivel de erosión de La Barra fue propuesto por el consejo de participación en 2017 y asumido por la Concejalía de Ciudad de Mar. Los técnicos explicaron que el periodo de recogida de datos, desde 2018, ha estado determinado por las condiciones del mar, la alta ocupación de la playa, especialmente durante los meses de verano, y el retraso en lograr autorización para la recogida de imágenes aéreas de alta precisión con un dron.

La reunión de la Microárea de Las Canteras, la primera del presente mandato, contó con la participación de los concejales de Ciudad de Mar, José Eduardo Ramírez; de Seguridad y Emergencias, Josué Iñíguez y del Distrito Isleta Puerto – Guanarteme,  Luis Zamorano. Además se contó con representantes de colectivos y asociaciones de personas con movilidad reducida y el presidente del Consejo Territorial de la ONCE, Miguel Ángel Déniz. El Consejo de Participación está integrado por usuarios de la playa, colectivos sociales y vecinales, empresarios de ocio acuático, investigadores de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, profesionales relacionados con Las canteras, además de técnicos municipales, del Gobierno de Canarias y del Cabildo de Gran Canaria.