Compartir

La portavoz de Ciudadanos en el Parlamento de Canarias apuesta por que “el Gobierno asuma la cuota de autónomo, como ha hecho el Ejecutivo madrileño”

La portavoz de Ciudadanos (Cs) en el Parlamento de Canarias, Vidina Espino, ha invitado este viernes al Gobierno de Canarias a que “asuma la cuota que tienen que abonar los autónomos, tal y como ha hecho la Comunidad Autónoma madrileña”, pues en “estos momentos este colectivo, al igual que las pequeñas y medianas empresas, necesitan medidas contundentes, no tibias”.

Espino ha señalado que “es absurdo pedir a los autónomos que se endeuden, porque no han tenido ingresos, para poder pagar al Estado”. Por tanto, “la verdadera ayuda es asumir la cuota que deben abonar todos los meses”. La diputada de Cs ha explicado que “difícilmente se va a proteger a los trabajadores de las Islas si los autónomos y las pymes que les dan trabajo tienen que cerrar. Es fundamental que continúen abiertos, para frenar la destrucción de empleo”. Por eso, no ha dudado en calificar de “tibia” la medida aprobada ayer por el Ejecutivo canario, destinada a “completar y adecentar el subsidio que perciben los autónomos en el caso de parar su actividad”.

La parlamentaria de la formación naranja ha recordado que, “ahora mismo, uno de los principales problemas que tienen los autónomos es precisamente la imposibilidad de hacer frente a la cuota y por eso exigen que se suprima”. Del mismo modo, Espino ha solicitado que se detengan los impuestos a estos colectivos, ya que “si se congela la actividad económica, sus negocios, hay que congelar los impuestos, no solo aplazarlos. No se puede pedir que se continúen pagando impuestos si no hay ingresos”.

Otro aspecto al que se ha referido la diputada de Cs es la necesidad de “flexibilizar los requisitos que llevan aparejadas las ayudas existentes actualmente”, y “minimizar las trabas burocráticas”. En este sentido, ha mencionado las cláusulas que están encontrando autónomos y pymes cuando acuden a las entidades financieras, para acceder a los préstamos del ICO, o a la propia administración con el fin de solicitar la devolución de la cuota de marzo. A su juicio, “este tipo de inconvenientes lo que está provocando es que muchos propietarios de negocios se queden en el camino, con todo lo que ello supone en términos de empleo”.