martes, 29 septiembre 2020 14:10

El Ayuntamiento potencia las actividades de verano para los mayores del municipio

A través del Negociado de Mayores del IMAS, 50 personas se benefician de actividades en la playa para conciliar su vida cotidiana después del confinamiento debido a la COVID-19.

El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, a través del área de Asuntos Sociales, ha puesto en marcha el proyecto de actividades de ocio y tiempo libre en la playa de Las Teresitas para personas mayores durante los próximos meses.

El Negociado de Mayores del IMAS coordina un proyecto dirigido a 50 personas mayores, que han sido seleccionadas a través de los cinco distritos del municipio, y que se beneficiarán de las actividades hasta el mes de octubre. El proyecto comenzó hace dos semanas después de superado el periodo de confinamiento provocado por la COVID-19, y la playa se convertirá en los próximos meses en su punto de encuentro para retomar el ritmo de sus vidas después de la crisis sanitaria.

El alcalde, José Manuel Bermúdez, acompañado de la concejala de Asuntos Sociales, Rosario González, visitaron este viernes al grupo de mayores que estaban realizando sus actividades en la playa de Las Teresitas y aprovecharon para trasladarles el compromiso del Consistorio en potenciar este tipo de programas. El acto sirvió para conocer de primera mano las necesidades de los usuarios y hacer entrega de unas camisetas a los participantes.

La edil de Asuntos Asociales destacó la importancia de estos programas “por lo que significa en la conciliación de los usuarios, que debido al estado de alarma tuvieron que estar meses confinados en sus casas, y que ahora les permite activar se vuelta a la normalidad”. Además, recordó este tipo de actividades “son muy demandadas por nuestros mayores y su implicación hace que cumplamos los objetivos que nos marcamos”.

El proyecto, contratado con Grupo Shine, empresa especializada en proyectos educativos, formativos y sociales por un importe de 11.812,80 euros, tiene una duración de seis meses y en total se realizarán 240 sesiones en grupos de 15 personas y con una frecuencia de cinco sesiones semanales, que se van a distribuir entre 120 sesiones de apoyo psicosocial y 120 sesiones terapéuticas.

El programa tiene previsto el uso de espacios públicos abiertos para desarrollar sus actividades, consistentes en sesiones de realización de actividad física moderada y continuada; otras para la mejora del stress personal: ejercicios de respiración, relajación muscular, etcétera; iniciativas de crecimiento personal y mejora de la autoestima; activación personal y ampliación de la red social comunitaria; taller de autocuidado: higiene postural, cuidado personal, y terapias alternativas como musicoterapia, danzaterapia, expresión corporal y artística, teatro… que contribuyan a la mejora del bienestar físico y emocional.

Con este tipo de programas, dirigidos a las personas mayores, el IMAS quiere aprovechar  sus experiencias vitales y culturales, para que enriquezcan la vida comunitaria. A su vez, su implicación como protagonistas de la vida social del municipio también les aporta beneficios que mejoran su calidad de vida. Tanto desde un lado, como del otro, es conveniente planificar acciones que promuevan la implicación de la población mayor en todos los ámbitos de la participación social como un objetivo que incide en la cohesión social del municipio.