Quantcast

El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife idea un novedoso proyecto de Atención a Domicilio en horario nocturno

Las personas mayores que tienen dificultades para valerse por sí mismos en situaciones básicas de la vida cotidiana tendrán atención y acompañamiento a la hora de la merienda y de la cena y no solo en horario diurno, gracias a un proyecto piloto en el que han sumado fuerzas el IMAS y Cruz Roja.

El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, a través del Instituto Municipal de Atención Municipal (IMAS) que preside la concejala Marta Arocha, ha puesto en marcha un proyecto piloto destinado a reforzar y completar el Servicio de Ayuda a Domicilio (SAD) que se viene prestando a alrededor de 1.200 personas de todo el municipio.

En concreto se trata de una actuación ideada por el IMAS y Cruz Roja tras detectar que existen algunas franjas horarias en las que muchos mayores se encuentra solos en su domicilio habitual y en las que tienen que realizar tareas de la vida diaria  como son prepararse los alimentos, vestirse o desvestirse, ducharse o asear la casa y que le son difíciles de realizar por si solos, necesitando una ayuda complementaria.

Según detalla la responsable de Atención Social del consistorio capitalino, Marta Arocha, “este proyecto piloto nace de la necesidad de cubrir esas situaciones que difícilmente se pueden atender en horario diurno y no pretende únicamente dar respuesta a estas necesidades básicas, que, por ejemplo son dar apoyo en la merienda y la cena, en la toma de medicación y ayuda a acostar al mayor en caso de que existan cuidadores sino también se quiere trabajar contra el sentimiento de soledad, de una manera preventiva, atacando el aislamiento que sufren muchos de estos mayores y facilitando y ayudando a retrasar la dependencia de los mismos, trabajando en la autonomía, para que pasen el mayor tiempo posible en casa”.

El programa constituye un conjunto de actuaciones preventivas, formativas y rehabilitadoras (en los casos en los que sea necesario), llevada a cabo por profesionales cualificados, con el objetivo de atender las actividades básicas de la vida diaria y en el que Cruz Roja tiene un papel muy importante.

Marta Arocha añade que además el servicio que se presta también es de escucha activa, de acompañamiento, de compartir experiencias con los mayores que muchas veces pasan días sin tener ningún contacto o hablar con alguien, eso ayuda también a detectar otras necesidades que vayan surgiendo para mejorar la vida del mayor.

Actualmente se están atendiendo a dos decenas de personas mayores de diferentes puntos del municipio gracias a este proyecto que tiene una duración de seis meses y del que son responsables del mismo una trabajadora social y dos auxiliares de ayuda a domicilio con experiencia en el área, a los que se une de un grupo de voluntarios de la Cruz Roja especializados en la asistencia a personas mayores.

De cinco a nueve horas

El servicio se presta de 5 de la tarde a 9 de la noche de martes a sábado, disponiendo Cruz Roja de un vehículo para realizar actividades o acompañamientos en caso necesario. Además de los días y horas de atención, también se realizan llamadas de seguimiento de estas personas para que sientan que siempre se está pendiente de ellos.

El servicio de ayuda a domicilio es una prestación social básica que tiene un carácter preventivo y normalizador y que se presta a aquellas personas o familias, en este caso mayores, que se hallan en situación de necesidad por padecer determinadas carencias, ya sean de carácter físico, psíquico o social,  y por diferentes circunstancias no pueden realizar las tareas de la vida diaria o tienen alguna dificultad para poder llevarlas a cabo.

Comentarios de Facebook