Compartir

El Gobierno de Canarias muestra su preocupación por estos datos e insiste en que demuestran el necesario desarrollo de la Ley de Renta Ciudadana, que permitirá mejorar las condiciones de vida de la ciudadanía, especialmente, de las familias que más necesidades tienen.

Estos datos se recogen el IX Informe El Estado de la Pobreza”, elaborado por la Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social en Canarias (EAPN-Canarias), en el marco de la celebración cada 17 de octubre del Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza.

Los datos de este informe ponen de manifiesto la cronificación de la pobreza en nuestra región, donde el porcentaje de la población canaria en riesgo de pobreza y/o exclusión, a pesar de haberse reducido en casi 4 puntos porcentuales, pasando de 40,2 en 2017 a 36,4% en 2018, sigue siendo una tasa muy elevada, por lo que requiere de políticas concretas y realistas”, afirmó la viceconsejera de Derechos Sociales, Gemma Martínez, durante la presentación de las conclusiones del IX Informe El Estado de la Pobreza”, que se produce en el marco de la celebración cada 17 de octubre del Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza.

En opinión de Martínez, estas cifras nos hablan de forma tenaz y persistente y nos indican que debemos poner en marcha medidas concretas para afrontarlos. Entre estas medidas se encuentra la aprobación de la Ley de Renta Ciudadana, una medida fundamental que permitirá mejorar las condiciones de vida de nuestra ciudadanía, especialmente, de las familias que más necesidades tienen, y en esta línea, ya estamos trabajando en una propuesta que queremos que sea participada por todo el Ejecutivo, por otras administraciones y por las entidades sociales”.

El Informe, elaborado por la Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social en Canarias (EAPN-Canarias), cuyos presidentes y vicepresidentes, Juan Carlos Lorenzo de Armas y Fernando Rodríguez García, respectivamente, estuvieron presentes en la presentación, pone de manifiesto que en el año 2018, la Tasa AROPE (indicador europeo que suma las tasas de pobreza, de carencia material y de baja intensidad de trabajo en el hogar) arroja que el 36,4% de la población canaria está en riesgo de pobreza y/o exclusión social, lo que se traduce en unas 773.422 personas en términos absolutos.

En cuanto a la Tasa de Riesgo de Pobreza (tasa de hogares con una renta inferior al umbral de pobreza) los datos la sitúan en un 32,1%, lo que supone un incremento de 1,6 puntos porcentuales con respecto a 2017, siendo el umbral 2018 para Canarias de 7.228 euros anuales (602,33 euros/mes) por persona. Estos datos sitúan a Canarias con una tasa de Riesgo de Pobreza casi 11 puntos porcentuales más elevada que la media nacional y la segunda más alta de todas las regiones, solo inferior a Extremadura.

Por su parte, la Tasa de Pobreza Severa en Canarias (el umbral en las Islas está situado en 3.614 euros anuales, 301,16 euros mensuales por persona) se sitúa en el 9,2%, lo que supone una reducción de la misma por segundo año consecutivo, aunque sigue siendo muy elevada, ocupando la segunda posición más alta, solo por debajo de Andalucía.

Modificación de la Prestación Canaria de Inserción (PCI)

La viceconsejera de Derechos Sociales explicó que, mientras se desarrolla la Renta Ciudadana, se ampliará la cifra de familias beneficiarias de la PCI, mediante la modificación del decreto que la regula, con el fin de incorporar a las familias con hijos menores,lo que permitirá que alrededor hasta 10.000 familias con menores a cargo puedan beneficiarse de esta ayuda económica”.