Quantcast

Asturias, que registra 10 nuevos fallecidos, sopesa nuevas acciones para disminuir la movilidad

El Principado de Asturias registró en la jornada de este sábado diez nuevos fallecidos por coronavirus, en una jornada en la que se confirmaron 282 nuevos casos, 60 hospitalizaciones en planta y 13 en UCI. La región vive una “situación crítica” que “exige la necesidad de poner en marcha nuevas medidas de contención”, según palabras del Ejecutivo.

De los 10 fallecimientos registrados cinco eran mujeres de 87, 89, 90 92 y 95 años y otros cinco varones de 84, 86, 88, 91 y 92 años. Tres de ellos tenían su domicilio en un centro residencial de personas mayores. El número de altas hospitalarias se situó en 26.

El Servicio de Salud del Principado (Sespa) realizó el sábado 4.578 pruebas PCR y la tasa de positividad se situó en el 6,15%. En total, actualmente hay 534 pacientes hospitalizados entre confirmados y sospechosos. Además, otras 92 personas permanecen en unidades de cuidados intensivos.

El Principado “está viviendo una situación crítica” con el incremento de los indicadores de uso de los servicios asistenciales que ha hecho que Asturias haya pasado del nivel de alerta 3 al 4. La presión asistencial existente en algunos hospitales exige la necesidad de poner en marcha nuevas medidas de contención.

Por ello, las autoridades sanitarias están trabajando en la definición de nuevas decisiones que serán consensuadas con el Ministerio de Sanidad y el comité de crisis de Asturias.

Estas nuevas medidas estarán orientadas a intensificar la disminución de la movilidad y de la interacción personal para evitar el aumento de casos que conllevan una repercusión en el sistema sanitario. Las mismas se podrán en marcha con la mayor rapidez posible.

Asimismo, se insiste a la ciudadanía a que limite su vida social y la movilidad para frenar la trasmisión del virus, ya que la situación es crítica por el aumento de ingresos hospitalarios y de personas en estado grave, lo que provoca un incremento de los fallecimientos.

En este sentido, la Dirección General de Salud Pública insta a las personas mayores de 65 años o con patologías crónicas que viven fuera de los entornos residenciales que extremen las medidas de protección y seguridad. También les aconseja que renuncien a las actividades grupales y a los encuentros en lugares cerrados.

También se apela a la responsabilidad individual y recuerda a quienes están pendientes del resultado de una PCR o son considerados contactos estrechos que han de cumplir con rigor la cuarentena y el aislamiento en sus domicilios.

Salud recomienda a la población a formar burbujas sociales para frenar el aumento de los contagios, que se están produciendo especialmente en los encuentros privados entre familiares y amistades.

Comentarios de Facebook