Quantcast

La alcaldesa de Gijón advierte: “La siguiente medida sería el confinamiento”

La alcaldesa de Gijón, Ana González (PSOE), ha destacado este viernes que la situación es “alarmante” en el concejo, con unos datos “muy preocupantes” con una incidencia en siete días de 966 casos positivos por COVID-19.

“La siguiente medida restrictiva sería el confinamiento”, ha alertado la regidora gijonesa, en declaraciones a los medios de comunicación tras un acto en el Ayuntamiento, y unas horas después de haber participado en la reunión de la Federación Asturiana de Concejos para abordar la situación de pandemia en el Principado.

“Estamos en una situación grave en nuestro concejo”, ha advertido tras dar a conocer el dato de la incidencia COVID. “Son muchos”, ha asegurado, al tiempo que ha recalcado que aquí ya no podemos hablar “ni de nueva normalidad ni de vieja normalidad”.

“Nadie podemos pretender tener una vida normal, porque solo podemos tener un objetivo individual y colectivo; cortar los contagios”, ha defendido.

La alcaldesa gijonesa ha adelantado que esto va a significar que haya que cambiar nuestra vida, que cada vez que se vaya a hacer un movimiento se piense no si se quiere hacer, sino si se debe, no si puedo hacerlo, sino si tengo que hacerlo, y si es así, hacerlo en clave de salud personal y colectiva.

SITUACIÓN ALARMANTE

“La situación es alarmante, y tenemos que responder con responsabilidad todo el mundo”, ha apelado González. Esta ha recalcado que ya hay muchas medidas restrictivas y muchas recomendaciones; “y somos gente adulta”, ha remarcado.

Ha pedido hacer un esfuerzo, aunque ha reconocido que entiende la “fatiga” y que es una situación dura desde muchos ámbitos de la vida. Con todo, ha aconsejado disminuir lo más posible la movilidad y los contactos sociales. Según ella, solo de esto dependerá que se avance en el recorte del avance de los contagios.

En este sentido, ha augurado que si seguimos estrictamente las normas fijadas y tomamos las recomendaciones como algo serio, podemos cortar esta espiral de crecimiento de contagios.

Preguntado de por qué ahora quien no ha hecho caso a esas recomendaciones lo haría, ha opinado que en este momento casi todo el mundo tiene o ha tenido alguien cercano que se ha contagiado. “Ya no nos es ajeno”, ha resaltado sobre la COVID-19.

“Tenemos la transmisión en la calle, en todos los sitios de Gijón”, ha advertido. Eso sí, ha dejado claro que “nadie es culpable por infectarse del virus, de lo único que podemos ser culpables es de no seguir las recomendaciones y las normas”.

Sobre si podría volverse al cierre de parques infantiles, ha apuntado que ahora se sabe que es mejor estar al aire libre que encerrados. Ha clarificado que nO pide a la gente que se quede todo el día en casa, pero sí que se lo planteen si es necesario. Los parques ahora se sabe que es bueno incluso para la salud mental de los niños, según la alcaldesa.

Respecto al Hospital de Cabueñes, ha coincidido con la plantilla en que le preocupa la presión asistencial que pueda haber, pero ha recalcado que le consta que el Principado ya está trabajando en esta cuestión.

Ha señalado que los profesionales sanitarios han sufrido mucha presión, al estar en primera línea estos meses, por lo que es normal este agotamiento que cree que está relacionado con las protestas. “Por eso es muy importante que reaccionemos”, ha conminado.

En cuanto a la ampliación del cierre perimetral de Gijón a todo el concejo, ha recordado que estamos en un momento “muy difícil” por la pandemia.

Ha incidido en que en la toma de decisiones de un cierre hay que tener en cuenta las interacciones y cómo funcionan las personas. Hay que ver si estas interacciones son las que hay que evitar o las que permite la norma. Y si bien no se habla de juntarnos en grandes aglomeraciones, ha justificado la ampliación del cierre para hacer tareas cotidianas como poder ir a la farmacia, a la compra o al médico.

Comentarios de Facebook