domingo, 14 abril 2024 5:08

Red Bull puede vivir otra pesadilla en Japón: Carlos Sainz a por todas

La lluvia en el Gran Premio de Japón podría condicionar el liderazgo de Red Bull

A pesar de que Red Bull estaba luciéndose en el comienzo de la temporada 2024, Carlos Sainz terminó con ese dominio en el reciente Gran Premio de Australia. Max Verstappen consiguió dominar las pruebas iniciales en Bahrein y en Arabia Saudí, pero una avería en Australia dejó al piloto neerlandés fuera de juego, abriendo así las oportunidades a otros pilotos.

Y fue precisamente Sainz quien se llevó la victoria en una carrera poco convencional, al igual que podría ser la del próximo fin de semana en el Gran Premio de Japón ya que las previsiones no pintan nada bien con un fin de semana nuboso y con una alta probabilidad de lluvias intensas. Sin embargo, es necesario esperar y observar cómo evoluciona la situación, ya que todavía quedan varios días antes del evento.

Red Bull
Red Bull

El dominio de Red Bull puede quedar atrás en el campeonato de 2024

Esta situación podría presentar una nueva preocupación para el equipo de Red Bull, ya que plantea un escenario diferente en el que cada error conlleva una penalización mucho más grave por las incidencias meteorológicas. El cambio en las fechas de la carrera de otoño a este mes de abril ha elevado las probabilidades de lluvia por encima del setenta por ciento para el próximo domingo ya que las lluvias son muy habituales en esta época en el país de oriente.

Así que esta podría ser una buena oportunidad para que Carlos Sainz y Fernando Alonso busquen obtener un buen resultado. Especialmente, el piloto madrileño ha expresado en ocasiones anteriores su preferencia por las condiciones de lluvia para aprovechar al máximo sus posibilidades, por lo que este fin de semana podría ser definitivo para él.

Fernando Alonso podría tener posibilidades este fin de semana

Al igual que en el caso de Carlos Sainz, también podría abrirse una oportunidad para Fernando Alonso, ya que el estilo de conducción puede jugar un papel crucial en lugar de depender únicamente de la potencia de los monoplazas, lo cual es uno de sus puntos fuertes y piensa exprimirlo al máximo de darse estas condiciones meteorológicas.

Después de que el dominio de Red Bull se viera interrumpido en la última carrera por Carlos Sainz, surge una nueva amenaza para la escudería, especialmente en un momento en que las tensiones están aumentando internamente, como se evidencia en el «caso Horner«, ya que el futuro de los pilotos para el próximo año está en el aire debido a esta polémica.