sábado, 13 abril 2024 17:38

La bronca a Gil Manzano 1 segundo antes de pitar el final en Mestalla: surrealista

Los aspavientos de Hugo Duro hacia Gil Manzano avivan la polémica con el árbitro en el partido Valencia Real Madrid

Surrealista. Esa es la palabra más suave que podemos encontrar para calificar la actuación del árbitro Gil Manzano en el partido que enfrentó el pasado sábado al Valencia contra el Real Madrid en Mestalla. Y es que, una dudosa decisión y una tardía reacción hicieron que el encuentro finalmente terminase en empate a dos.

Dicha actuación ha sido objeto de innumerables polémicas en tan solo dos días. La última, la airada protesta que realiza Hugo Duro, jugador del Valencia CF, al ver que el colegiado no señala el final del partido cuando el balón sale del área tras el despeje de Mamardashvili.

Gil Manzano
Gil Manzano Pitó El Final Del Partido En Mal Momento

Gil Manzano se equivocó en el final

El gol anulado al Real Madrid en el último segundo comienza con un córner que quizás nunca se tuviese que haber sacado. Cierto que el VAR revisó el no penalti al Valencia y este es tiempo que se tuvo que ampliar el descuento, que llegó a sobrepasar el minuto 98.

Aquí no acaban los hechos. Y es que, el saque de esquina fue repelido por el portero valencianista y la pelota superó el área lo que se considera como final de una jugada. Aquí es cuando Gil Manzano debió decretar el final, como se lo reclamó Hugo Duro y, sin embargo, no lo hizo. La pelota llegó a Brahim que centró mientras Jude Bellingham cabeceaba a gol y se señalaba el final del partido.

Bellingham acabó expulsado

El pitido final señalado por Gil Manzano supuso que el gol anotado por Jude Bellingham a pase de Brahim no subiese al marcador. Este tanto hubiese significado el 2-3 y, por tanto, la victoria in extremis del conjunto blanco.

La anulación de su gol hizo que el jugador inglés fuera directamente a por el árbitro del encuentro con las palabras «it´s a f****g goal!», unas formas que no gustaron a Gil Manzano y que provocaron que le mostrase la cartulina roja. Con lo reflejado en el acta Ancelotti puede estar seguro de que no podrá contar con su goleador por un mínimo de dos partidos.