Las multas de 200 euros de la DGT para quienes usan gafas o lentillas

La Dirección General de Tráfico (DGT) vuelve a hacer hincapié en la obligatoriedad del uso de gafas o lentillas para aquellos conductores que tengan especificada esta necesidad visual en su permiso de conducción. Muchos siguen haciendo caso omiso a este requisito, quizás por comodidad o por considerarlo poco relevante, pero se arriesgan así a una sanción económica de hasta 200 euros si son detectados conduciendo sin la corrección óptica necesaria.

No usar gafas o lentillas, cuando así está establecido en la licencia de conducir tras la pertinente revisión médica, puede derivar en una capacidad visual disminuida al volante, lo que entraña riesgos mayores de sufrir un accidente o no detectar peatones y otras incidencias en la vía. Cumplir con las indicaciones del permiso de conducción en materia de revisión visual no solo evita multas, sino que garantiza una mayor seguridad para uno mismo y el resto de conductores y viandantes. En este artículo te contaremos por qué existe esta norma y los motivos que llevan a las autoridades de la DGT a recordar constantemente su obligatoriedad. ¡No te lo pierdas!

DGT: La salud visual, fundamental para una conducción segura

Dgt: La Salud Visual, Fundamental Para Una Conducción Segura

Resulta obvio que nuestra capacidad para ver correctamente el entorno y los elementos de la vía resulta clave para manejarnos con seguridad al volante. Sin embargo, muchos conductores restan importancia al hecho de conducir sin sus gafas o lentillas en los casos en que sí precisan de ellas para garantizar una buena visión.

No usar la corrección óptica que se tenga prescrita puede limitar severamente nuestro campo visual, provocar fatiga ocular, dificultar la percepción de señales y el cálculo de distancias y, en definitiva, eleva el riesgo de sufrir accidentes, no solo para uno mismo, sino también para el resto de conductores y peatones. A pesar de la evidencia y gravedad de estas consecuencias, son muchos los que siguen conduciendo con una capacidad visual menguada al no usar sus correcciones visuales por comodidad o por no darle la debida importancia. [/nextpage] [nextpage]

DGT: El examen médico para renovar el carnet determina nuestras necesidades visuales

Dgt: El Examen Médico Para Renovar El Carnet Determina Nuestras Necesidades Visuales

Cada vez que renovamos nuestro permiso de conducir, se nos realiza un reconocimiento médico que incluye un examen de la vista. Es en esta prueba cuando se determina si necesitamos o no ayudas visuales para conducir con garantías, un dato que queda reflejado en nuestro carné de conducir. Si nos fijamos en el reverso de nuestro permiso de conducción, junto a nuestro grupo sanguíneo y otros datos médicos relevantes, encontraremos la casilla número 12. Si en ella aparece la indicación “01.01”, significa que debemos utilizar gafas para conducir; si pone “01.02”, hace referencia al uso obligatorio de lentillas; y si se lee “01.06”, implica que tanto lentillas como gafas son válidas. [/nextpage] [nextpage]

Sin la indicación, se entiende que gozamos de buena salud visual

Sin La Indicación, Se Entiende Que Gozamos De Buena Salud Visual

La ausencia de indicaciones en dicha casilla se interpreta como que disfrutamos de una buena agudeza visual y, por tanto, estamos autorizados a conducir sin necesidad de ayudas ópticas. Sabiendo interpretar esta información, las autoridades de la DGT pueden detectar a aquellos conductores que, precisando de corrección visual, no hacen uso de ella. El hecho de conducir sin las gafas o lentillas que nos constan como necesarias se tipifica por la DGT como infracción grave, lo que puede acarrearnos una sanción de 200 euros. Eso sí, si se abona la multa antes de cierta fecha, puede quedar reducida a solo 100 euros. [/nextpage] [nextpage]

No es una cuestión baladí: nubla reflejos, fatiga la vista

No Es Una Cuestión Baladí: Nubla Reflejos, Fatiga La Vista

Más allá de la propia multa dispuesta por la DGT, no debemos trivializar este asunto. Circular sin nuestros imprescindibles auxiliares ópticos puede forzarnos a entornar los ojos, provocando cansancio visual en viajes largos, o ralentizar nuestros reflejos al volante. Que nuestra vista esté forzada merma facultades clave para conducir con garantías. [/nextpage] [nextpage]

DGT: Es fundamental para mantener distancias y detectar riesgos

Dgt: Es Fundamental Para Mantener Distancias Y Detectar Riesgos

Si nuestra capacidad para distinguir vehículos y elementos de la vía en la distancia y con nitidez se resiente por no utilizar nuestros elementos correctores, podemos poner en riesgo tanto nuestra seguridad como la de otros usuarios de la vía. Por otro lado, desde la DGT se informa que cualquier curso de conducción segura incide una y otra vez en la importancia capital que tiene nuestro sentido de la vista para recibir la gran mayoría de estímulos e información necesarios para transitar con garantías. Por ello, las autoridades se muestran tajantes e inflexibles ante el incumplimiento de la norma de utilizar los correctores visuales precisos. [/nextpage] [nextpage]

Otras infracciones relacionadas con la vista también se castigan

Otras Infracciones Relacionadas Con La Vista También Se Castigan

A la sanción por conducir sin gafas o lentillas puede sumarse la derivada del uso de gafas de sol no homologadas, que en lugar de mejorar nuestra visión pueden entorpecerla bajo ciertas condiciones lumínicas. Tampoco está permitido circular con gafas con efectos como las graduation party. Todo elemento que dificulte distinguir señales o el entorno vial es considerado por la DGT motivo de infracción. [/nextpage] [nextpage]

DGT: La principal causa sigue siendo el exceso de velocidad

Dgt: La Principal Causa Sigue Siendo El Exceso De Velocidad

Aunque no conduzca sin la corrección óptica que precisa puede librarse de una multa de 200 euros, no olvide que el exceso de velocidad sigue siendo la infracción más extendida en nuestro país, seguida por la manipulación de dispositivos móviles al volante, dos lacras a las que tampoco son ajenos muchos de los conductores sancionados por no llevar sus gafas o lentillas. Exceder los límites de velocidad y distraerse con el móvil mientras se conduce son actitudes temerarias que, en conjunto con una capacidad visual reducida por no usar la prescripción de gafas o lentillas correspondiente, potencian exponencialmente el riesgo de accidentes. [/nextpage] [nextpage]

Conclusión: la DGT está para cuidarte, pero también depende de ti

Conclusión: La Dgt Está Para Cuidarte, Pero También Depende De Ti

A menudo, los conductores reincidentes en no usar su corrección visual acostumbran también a ser infractores habituales en materia de velocidad o uso del móvil al volante, actitudes que denotan una preocupante falta de responsabilidad vial. Cumplir las normas de tráfico y conducir con la máxima capacidad visual que se precise deberían ser principios irrenunciables para cualquier persona que se ponga al volante, pues la seguridad en carretera depende en buena medida de ello. [/nextpage]