Después de Uber y Cabify, esto es lo que Toyota afirma sobre el futuro de los coches eléctricos

Estamos inmersos en una era de cambios rápidos en el ámbito de la movilidad, donde tanto las demandas de los usuarios como las regulaciones están dando forma a nuevas soluciones. La movilidad eléctrica, el carsharing y las plataformas de transporte como Uber o Cabify responden a las necesidades cambiantes de los consumidores, mientras que las regulaciones buscan abordar los desafíos emergentes, en particular, la lucha contra el calentamiento global.

Image 9 3

[nextpage]

Esto es lo que Toyota afirma sobre el futuro de los coches eléctricos

Image 9 2

Europa, con su parque automotor de 338 millones de vehículos, ha liderado la transición hacia la descarbonización. Estableciendo el ambicioso objetivo de prohibir la fabricación de automóviles de combustión para 2035, el continente se enfoca en allanar el camino para los vehículos eléctricos de batería (BEV) y en fortalecer las normas anticontaminación con la entrada en vigor prevista de la norma Euro 7 en 2026.

Toyota, como principal fabricante mundial, ha presentado recientemente su visión futurista durante el V Kenshiki Forum. Yoshihiro Nakata, presidente y CEO de Toyota Motor Europe, destacó el compromiso de la marca con la movilidad inclusiva y su apuesta por los vehículos eléctricos (BEV). Aunque consciente de los desafíos, como los costes de adquisición de los vehículos eléctricos, Nakata subraya la responsabilidad de Toyota en popularizar la movilidad de cero emisiones y trabajar para reducir los costos, especialmente derivados de las baterías.

Enfrentándose a la compleja problemática de reducir los costes de los vehículos eléctricos, Yoshihiro Nakata, presidente de Toyota Motor Europe, reconoce que la responsabilidad recae en la empresa para popularizar la movilidad de cero emisiones. La compañía japonesa está inmersa en el desarrollo de soluciones innovadoras, como la adopción de baterías tipo LFP, utilizadas por otros fabricantes como Tesla o BYD, y contempla llegar a soluciones en estado semisólido o sólido, que ofrecen mayor eficiencia y economía.

A pesar de ser el principal fabricante de vehículos en 2022, con una producción cercana a los 10,5 millones de vehículos, que incluyen modelos híbridos con motor de gasolina, Toyota está comprometida con la descarbonización. El año pasado, Toyota Motor Europe anunció su objetivo de lograr la neutralidad de carbono a nivel global para 2040, anticipándose en una década en Europa, con el objetivo de 2030.

En cuanto a la normativa Euro 7, Nakata expresa su descontento con la aplicación de una reglamentación anticontaminación que impone inversiones millonarias en tecnologías con una vida útil limitada. A pesar de la complejidad y el aumento de costos asociados, señala que Toyota cumplirá con la normativa, aunque critica la falta de consulta a los fabricantes durante su formulación y aboga por un enfoque más flexible.

[/nextpage][nextpage]

Modelos eléctricos

Image 9 4

Simultáneamente, Toyota está inmersa en el desarrollo de diversos modelos totalmente eléctricos, aprovechando su plataforma eTNGA y una colaboración estratégica con BYD para crear un crossover compacto que llegará al mercado en 2026. Esta iniciativa no se limita a Toyota, ya que también abarca a Lexus, con la introducción de una lujosa berlina eléctrica, y a vehículos comerciales, fruto de la colaboración con el Grupo Stellantis.

En cuanto a la oferta actual de coches eléctricos de batería, Toyota comercializa el bZ4x, mientras que Lexus cuenta con dos modelos, el UX300e y el RZ450h, dentro de una gama en la que el 70% de los vehículos están electrificados.

Además de su enfoque en los coches eléctricos, Toyota mantiene una firme apuesta por los vehículos de pila de combustible (FCEV), representados por modelos como el Mirai y el lujoso Crown, que se enfocará principalmente en el mercado doméstico. La empresa también está inmersa en investigaciones avanzadas sobre vehículos de combustión con hidrógeno, una tecnología que prácticamente elimina las emisiones contaminantes.

[/nextpage][nextpage]

China y la fabricación en Europa

Image 9 5

En cuanto a la expansión de la producción, la posibilidad de establecer fábricas en Europa podría considerarse en el futuro, aunque actualmente se percibe como una perspectiva distante. Yoshihiro Nakata, sin descartar la idea, afirma que la decisión de establecer instalaciones de fabricación se basa en la demanda del mercado, y la disposición de Toyota a hacerlo cuando sea necesario, aunque reconoce la necesidad de inversiones significativas para llevar a cabo esta empresa.

En relación con la competencia proveniente de China, Nakata no la percibe como una amenaza. Reconoce los atractivos que poseen, especialmente en términos de precio, y considera que la diversidad de opciones es beneficiosa para los consumidores. Desde la perspectiva del cliente, la existencia de una «variedad de elección es mejor para el comprador», según Nakata, quien aboga por una competencia justa. En respuesta a la pregunta sobre si Toyota teme a la competencia del gigante asiático, Nakata asegura que no: «Si consideramos que nuestro producto es superior, entonces lo superaremos. Siempre debemos esforzarnos por hacerlo. Esa es nuestra responsabilidad», concluye.

[/nextpage][nextpage]

El auge de los coches eléctricos

Image 9

El futuro de los coches eléctricos se presenta como una transformación radical en la industria automotriz, marcando el camino hacia una movilidad más sostenible y libre de emisiones. Este cambio está impulsado por diversos factores que convergen para redefinir el paisaje de la conducción.

En primer lugar, la creciente conciencia ambiental y la necesidad de abordar el cambio climático han llevado a un aumento significativo en la demanda de vehículos eléctricos (VE). La transición hacia fuentes de energía más limpias y la reducción de la dependencia de los combustibles fósiles son elementos cruciales en esta evolución. Los gobiernos y las regulaciones ambientales también están desempeñando un papel crucial al ofrecer incentivos y establecer metas para la adopción masiva de vehículos eléctricos.

A nivel tecnológico, la mejora constante de las baterías es un factor determinante. La investigación y el desarrollo en este campo han permitido aumentar la autonomía de los vehículos eléctricos, aliviando las preocupaciones sobre la limitada duración de la batería. Además, la expansión de la infraestructura de carga está eliminando las barreras de la «ansiedad por la autonomía«, proporcionando más puntos de recarga y reduciendo los tiempos de carga.

La competencia en la industria también está intensificándose, con fabricantes de renombre y nuevas empresas compitiendo para ofrecer modelos eléctricos atractivos y accesibles. Esto no solo impulsa la innovación en diseño y rendimiento, sino que también contribuye a una mayor aceptación del público.

El auge de la inteligencia artificial y la conectividad en los vehículos eléctricos también está dando forma al futuro de la movilidad. Desde sistemas avanzados de asistencia al conductor hasta la integración con la infraestructura urbana, los coches eléctricos se están convirtiendo en nodos inteligentes en la red de transporte.

[/nextpage]