Así empana los filetes Arguiñano para chuparse los dedos

Hay veces que los platos más sencillos son los que mejor sientan, incluso para grandes cocineros como Karlos Arguiñano. Sobre todo si uno quiere preparar algo que no requiera pasar demasiado tiempo en la cocina y que, por regla general, guste a todo el mundo. Incluidos los más pequeños de la casa, que en ocasiones son los más complicados de satisfacer. Un buen ejemplo de ello son los típicos filetes empanados con patatas. Además, si como hace Arguiñano se acompañan también con unos pimientos, se puede añadir un poco de verdura a la dieta.

Pero en cualquier caso, los chefs de renombre siempre tienen truquitos para convertir un plato sencillo en una delicia. Te contamos cómo hacer unos filetes empanados de diez en solo unos minutos.

[nextpage]

Ingredientes para cocinar los filetes empanados de Arguiñano

Así Empana Los Filetes Arguiñano Para Que Queden Irresistibles

En cualquier receta, hasta las más simples, la calidad de los ingredientes resulta algo fundamental. En este caso, comprar unos filetes de ternera en condiciones siempre ayuda. Que nadie se piense que por aquello de que van a empanarse pueden ser peores.

Además de la carne, para hacer unos filetes empanados iguales a los que prepara Karlos Arguiñano hace falta lo siguiente: patatas, ajo, pan rallado, sal, harina, huevo, pimienta, pimientos verdes y aceite de oliva virgen extra.

[/nextpage][nextpage] 

Cómo hacer unos filetes empanados como los de Arguiñano

Así Empana Los Filetes Arguiñano Para Que Queden Irresistibles
El Ajo

Hoy en día, lo más habitual es que los filetes de ternera ya vengan bien preparados por lo general. No obstante, al ser para empanar, es recomendable recortar primero los bordes, para evitar la grasilla y demás. Si se tiene confianza con el carnicero, se le puede pedir a él que lo haga directamente, indicándole cómo se van a cocinar.

En cualquier caso, Arguiñano primero se ocupa de freír las patatas. Incluso para ellas tiene su propio truco: cortarlas en palitos relativamente gruesos, y freír con el aceite caliente, pero no a tope. De esta formar las patatas no se doran demasiado rápido y quedan más jugosas. Como para gustos están los colores, como se suele decir, quien prefiera unas patatas más crujientes, la alternativa es sencilla: cortarlas muy finitas y con el fuego a tope. Una vez fritas las patatas, Arguiñano las echa un poquito de perejil picado por encima, cómo no.

[/nextpage][nextpage] 

La forma de Arguiñano de preparar los filetes

Así Empana Los Filetes Arguiñano Para Que Queden Irresistibles
Pica Las Patatas

Una vez las patatas están listas, les llega el turno a los filetes. De los pimientos nos encargaremos más tarde, ya que son lo que menos tarda en cocinarse. Para la carne, Arguiñano pone mucho énfasis en la forma de empanarla. Primero de todo, se pelan los ajos y se cortan en rodajitas muy pequeñas, lo más pequeñas posibles. No como si se picara, pero casi, para entendernos.

Luego los ajos se mezclan con el pan rallado que se va a usar para empanar los filetes, y también se le puede echar un poco de perejil picado. Ya se sabe cuánto le gusta este último a Arguiñano, así que para ser lo más fieles posible a la recete, no está de más sumarle un poco en este punto.

[/nextpage][nextpage] 

Cómo empanar unos filetes como Arguiñano

Así Empana Los Filetes Arguiñano Para Que Queden Irresistibles

El siguiente paso es bastante sencillo. Bueno, en realidad toda la receta lo es, más allá de los pequeños “truquillos” de Arguiñano para que quede de primera. Se baten los huevos y, cuando estos ya estén listos, se pasan los filetes por la harina, el huevo batido y el pan rallado con ajo y perejil.

Llegados a este momento de la receta, Arguiñano también tiene otro secreto: hacer unos pequeños cortes a los filetes, ya empanados, para que se hagan mejor por dentro cuando se frían en el fuego.

[/nextpage][nextpage] 

Terminar de hacer los filetes empanados de Arguiñano

Así Empana Los Filetes Arguiñano Para Que Queden Irresistibles

Cuando los filetes están ya rebozados, solo queda freírlos con aceite muy caliente. El tiempo que deben estar en la sartén depende un poco de las preferencias de cada uno, cómo de hecha le guste la ternera. Pero en el caso de Arguiñano, con freír los filetes durante dos o tres minutos es más que suficiente.

En caso de duda, veréis que el rebozado comenzará a tener un aspecto dorado, y cada pieza a oler de maravilla en el momento en el que ya estén listos.

[/nextpage][nextpage] 

Solo quedan los pimientos

Filete1

Para terminar, se sirven los filetes acompañados de las patatas. Para los pimientos, simplemente hace falta que estén un minuto o dos en el fuego (y con cuidado de que no se quemen, aunque depende un poco de lo gruesos que sean).

Se echa un poco de sal, perejil… ¡y a disfrutar!

[/nextpage]