Estos son los planes que definirán el futuro del turismo en España

El turismo en España, reconocido mundialmente por sus playas soleadas, rica historia y vibrante cultura, ha enfrentado desafíos significativos en los últimos años, desde la crisis financiera hasta la pandemia global. Ante este panorama, se han delineado planes estratégicos que no solo buscan la recuperación del sector, sino también su transformación hacia un modelo más sostenible y resiliente. En este artículo, exploraremos los planes que definirán el futuro del turismo en España, marcando un rumbo hacia la revitalización económica y la preservación del patrimonio y el medio ambiente.

Image 75 2

[nextpage]

Los planes que definirán el futuro del turismo en España

Image 75 1

Si bien el turismo conlleva beneficios significativos, como el desarrollo económico y la generación de empleo, también plantea amenazas a los recursos culturales y naturales, así como disfunciones en la calidad de vida de las comunidades locales.

Con la reactivación del turismo, es imperativo reconsiderar el desarrollo turístico, evitando caer en errores pasados como el crecimiento descontrolado y la masificación. Aunque muchos destinos expresan su interés en la sostenibilidad, la prioridad a menudo recae en recuperar los niveles de turismo previos a la pandemia. La gestión responsable de los flujos turísticos se convierte en la clave para reconciliar el crecimiento turístico con el respeto hacia las personas, su cultura y el medio ambiente. La participación activa de todas las partes interesadas, incluyendo destinos, empresas turísticas, comunidades y turistas, es esencial para establecer un modelo sostenible. A pesar de que la sostenibilidad es cada vez más relevante para los turistas, la conciencia sobre la importancia de elegir opciones comprometidas sigue siendo limitada.

La sensibilización de los viajeros es crucial para fomentar elecciones más respetuosas tanto en el comportamiento en el destino como en la elección de proveedores sostenibles. Además, es esencial que el turismo actúe como un motor de cambios positivos en las sociedades locales, garantizando que los beneficios compensen los impactos negativos. Los destinos deben impulsar activamente actividades y empresas turísticas de bajo impacto ambiental, fomentando así un círculo virtuoso hacia un futuro sostenible. Abordar el fenómeno del «greenwashing», donde algunas empresas se asocian falsamente con el concepto de lo sostenible, también se presenta como un desafío crucial para el sector turístico.

[/nextpage][nextpage]

Preservación de la identidad cultural
Image 75

La preservación de la identidad cultural local se erige como una piedra angular en la planificación turística sostenible. Los destinos no solo deben salvaguardar su patrimonio material, sino también el inmaterial, que abarca desde la riqueza gastronómica hasta festividades, oficios tradicionales y prácticas ancestrales. Además, implementar políticas para promover el consumo responsable de productos locales, orgánicos y de temporada, como la iniciativa de Kilómetro 0, se convierte en una medida crucial para fortalecer la autenticidad cultural y apoyar a las comunidades locales.

[/nextpage][nextpage]

Luchar contra el cambio climático
Image 74

El cambio climático se erige como un desafío apremiante en el panorama turístico global. Aunque el turismo contribuye significativamente a las emisiones de CO2, también se ve afectado por las alteraciones climáticas. La variabilidad en las condiciones climáticas, como veranos más cálidos, sequías o inundaciones, impacta en las preferencias de los turistas, quienes pueden replantearse viajar o elegir destinos con climas más benignos. Estos cambios, a su vez, pueden modificar la estacionalidad de los destinos a mediano plazo.

Frenar el cambio climático en el sector turístico requiere acciones concretas. Fomentar el uso de transportes alternativos menos contaminantes y establecer políticas activas para reducir la huella de carbono en toda la cadena de valor turística son pasos cruciales. Impulsar la eficiencia energética, promover el uso de energías renovables y estimular la gestión adecuada de residuos en hoteles, restaurantes y agencias turísticas son imperativos para mitigar el impacto ambiental del turismo.

En este contexto, la Declaración de Glasgow sobre la Acción Climática en el Turismo de la Organización Mundial del Turismo se presenta como un hito importante. Esta declaración propone medidas para mejorar la medición del impacto del turismo en el cambio climático, promover la descarbonización de la actividad turística y fomentar la colaboración en pos de un turismo más regenerativo. En conjunto, estas acciones forman parte de un esfuerzo colectivo para conciliar el turismo con la sostenibilidad, preservando tanto la riqueza cultural como el medio ambiente para las generaciones futuras.

[/nextpage][nextpage]

Protección de la biodiversidad
Image 74

La protección de la biodiversidad emerge como una tarea imperativa en el contexto del impacto del turismo en los recursos naturales y los ecosistemas. El informe Living Planet Report, publicado por el World Wildlife Fund (WWF), arroja luz sobre la alarmante pérdida de biodiversidad a nivel mundial, con un 60% de disminución en mamíferos, aves, peces, reptiles y anfibios en poco más de 30 años, principalmente debido a la actividad humana. América Latina se posiciona como la región más afectada por esta pérdida.

Ante este panorama, el turismo debe transformarse en un impulsor para valorar y respaldar económicamente la conservación de la biodiversidad, que constituye un atractivo esencial para numerosos destinos. La concienciación y sensibilización desempeñan un papel fundamental en este proceso, dirigido tanto a los operadores turísticos como a la población local y los propios turistas. Este esfuerzo conjunto busca cultivar una comprensión más profunda de la importancia de cuidar los recursos naturales y preservar la biodiversidad, asegurando así la sostenibilidad a largo plazo de los destinos turísticos y la salud del planeta en su conjunto.

[/nextpage][nextpage]

Economía circular
Image 73

La economía circular emerge como un paradigma transformador que busca desplazar el modelo de producción y consumo de «usar y tirar» hacia una estructura que imite los ciclos naturales, optimizando el uso de recursos y reduciendo la generación de residuos.

Las claves fundamentales de la economía circular implican el rediseño de los sistemas de producción en el marco de las industrias y la sociedad, la reducción del consumo de materias primas y recursos escasos, la reutilización de productos para otorgarles una segunda vida, el reciclaje de todos los materiales posibles, la reparación de productos para prolongar su vida útil y la recuperación de energía mediante el ahorro energético y la utilización de fuentes renovables.

[/nextpage][nextpage]

Turismo regenerativo
Image 73 2

En el contexto turístico, la evolución hacia un modelo más regenerativo se posiciona como una necesidad imperativa. El concepto regenerativo coloca al turista como un agente activo para la transformación del destino. Su objetivo no solo consiste en mitigar los impactos negativos generados durante el viaje, sino en convertirse en una herramienta para la mejora y regeneración de los recursos naturales locales, así como para una distribución equitativa de los ingresos turísticos en las comunidades locales. Este enfoque no solo busca cambiar la relación del turista con el destino, sino también empoderar al turismo como una fuerza impulsora de cambios positivos y sostenibles.

[/nextpage]