Receta emblemática de la cocina española: carrillada en salsa

La carrillada en salsa es un plato tradicional de la cocina española, especialmente de las regiones de Andalucía, Extremadura y Castilla-La Mancha y es un guiso que, una vez que lo pruebas, solo deseas disfrutar más.  Preparado tradicionalmente con carrillera de cerdo o ternera, este es un plato al que ningún comensal puede resistirse.

Las carrilleras son un corte de carne muy jugoso y sabroso, pero también es un corte de carne que requiere una cocción prolongada para que se ablande. Por eso, la carrillada en salsa es un plato perfecto para ocasiones especiales, como Navidad. En vista de la proximidad de esta celebración, ¿Qué tal si descubres esta preparación?

Ideas para disfrutar de este rico plato tradicional

Receta

Esta receta emblemática de carrillada en salsa, la puedes preparar siempre que quieras y, aunque generalmente se sirva como plato principal, lo cierto es que puedes disfrutarle como gustes. Para que nunca te canses de prepararlas, da un vistazo a estas sugerencias:

Como plato principal: La carrillada en salsa es un plato principal perfecto para una comida o cena especial. Se puede servir acompañada de una guarnición de patatas fritas, arroz, verduras o fideos.

Como tapa o aperitivo: También se puede servir en pequeñas cantidades como tapa o aperitivo. En este caso, se puede servir con un poco de pan o tostadas.

En un bocadillo: Si lo deseas, puedes usar la carne para preparar un delicioso bocadillo. Se puede poner la carne en un pan de mollete o pan de chapata, y añadirle un poco de salsa, queso y/o verduras.

En una ensalada: La carrillada en salsa también se puede utilizar para preparar una ensalada. Se puede poner la carne troceada en una ensalada de hojas verdes, y añadirle un poco de salsa, queso y/o frutos secos.

Disfruta de este plato con sabor a tradición y no olvides acompañarle de una copa de buen vino. El mejor vino para maridar con carrillada en salsa es un vino tinto de cuerpo medio a pleno, con taninos suaves y acidez equilibrada. Los vinos tintos de Rioja, Ribera del Duero o Toro son una buena opción, ya que ofrecen los sabores y la estructura necesarios para complementar la carne y la salsa.