10 curiosidades sobre la Inquisición española que no conocías

Para quienes no practican la religión cristiana, no vivir en la época de la Inquisición española es un verdadero alivio, pues, este fue un tribunal de la iglesia católica que tuvo como fin investigar, condenar y castigar a aquellos considerados herejes o desviados de la ortodoxia; y, por supuesto, sin derecho a la defensa. Este tribunal se caracterizó por la implementación de métodos crueles de tortura y ejecución.

En España la Inquisición estuvo controlada por el Rey, quien la utilizaba para mantener el control de los súbditos, el orden interno y una forma muy eficiente de recaudación de impuestos.

Cómo nació la Inquisición española

10 Curiosidades Sobre La Inquisición Española Que No Conocías

La Inquisición española nació en 1478 por orden de los Reyes Católicos con la finalidad de mantener la ortodoxia religiosa. Previo a su creación, se obtuvo la autorización del Papa Sixto; sin embargo, la Inquisición en Europa fue creada en Francia varios siglos antes, en Languedoc en 1184.

En España fue aprobada su creación por el Papa Sixto IV. En sus inicios, el principal objetivo de la Inquisición fueron los judíos, pero luego esta se extendería hacia los musulmanes y todos aquellos que no profesaran la religión católica, como en el caso de los gitanos.