Quantcast

Inverfest 2023 vuelve para darle algo de calor al invierno de Madrid

Empieza lo que con algo de suerte debería ser el primer año de normalidad completo para la industria cultural desde el inicio de la pandemia, y en Madrid es el Inverfest el encargado de dar el pistoletazo de salida. Más un siclo de conciertos que un festival propiamente dicho, como lo admite su propio director, Alex Graneri, es una oportunidad no solo de huir del frío, sino de descubrir a algunos de los artistas más interesantes de España.

«Es nuestro primer festival normal tras dos años marcados por la pandemia», comenta el director sobre esta edición de 2023. En 2021 se vieron obligados a reducir muchísimo su cartel y este año la ola de ómicron los hizo tener que reprogramar varios conciertos por la enfermedad de los artistas, que pasaban por la ola de ómicron. 

Por fortuna 2023 tiene todo para ser una edición bastante exitosa. Con más de 100 presentaciones repartidas entre 14 sedes entre Madrid y su periferia, con artistas que bien pueden dar pistas de lo que sonara, sobre todo en el mundo de la música alternativa, durante el resto del año. 

DEL WIZINK CENTER A BARES DE 150 PERSONAS

Parte de lo que permite el tener varios recintos para una lista tan variopinta de artistas es que los recintos pueden adaptarse. «El objetivo es que los artistas puedan presentar el mejor espectáculo posible», asegura Graneri. Por eso por ejemplo Camela o Los Zigarros tomarán la tarima del Wizink, mientras que La Bien Querida y Amaia ocuparán la Riviera, Kevin Johansen el Circo Price, hogar natural del evento y La Pantera llevara su sonido a la Sala el Sol.

Pero de los artistas a presentarse el director del festival señala en particular a Dakhabrakha, el grupo de folk punk ucraniano que se presentará en el Lula Club de Gran Via. Es un grupo que, por motivos evidentes, fue complicado fichar y que les interesaba. Además, lo que se recaude en entradas de ese concierto irá destinado a refugiados ucranianos, un punto solicitado por la banda que ha decidido mantenerse de gira para crear conciencia de la situación.

Lo que no revelan desde el festival es quien se quedó fuera de su lista de deseos, probablemente por el interés de sumar alguno de esos nombres en futuras ediciones. En cualquier caso el tocar las puertas todos los años les ha permitido ir reduciendo esa lista, o transformándola, un poco en cada edición y ya están empezando a armar la programación de las ediciones de 2024 y 2025.

INVERFEST: UNA APUESTA DISTINTA DE FESTIVAL EN MADRID

Lo cierto es que la propuesta de Inverfest es muy distinta a la de los macrofestivales de verano como el Mad Cool o el Primavera Sound. El cambiar de escenario y de configuración les permite adaptarse a cada público y a cada artista, no solo en cuanto al tamaño de la tarima y la audiencia sino también de todo lo relacionado con la producción.

Además, como lo comenta el propio Graneri, ocurre en una época donde hay poco movimiento en el área cultural de la capital. Muchas veces se habla de enero como un mes muerto en estos temas, por lo que la presencia del festival es clave tanto para los artistas como para un público siempre hambriento de buenos espectáculos. 

Evidentemente, hay que ver los próximos días como se mueven las entradas. Pero lo cierto es que se ha demostrado que los espectadores tienen ansias de conciertos, aun con una crisis económica tocando la puerta. Lo cierto es que Inverfest pinta como un potente inicio para un año que, al menos en la capital, debería estar bastante lleno de música.