Ejemplos claros de que en algunos casos la pubertad hace maravillas

Los cambios de la niñez a la pubertad son bastante radicales. En algunos casos se trata de un proceso bastante complicado, ya que el cuerpo parece que no reacciona de la manera que nos gustaría. Aunque hoy vamos a ser optimistas y nos quedamos con unos casos claros de que esta época puede resultar estupenda.

Porque no siempre los cambios son a peor. En muchas ocasiones nos encontraremos que gracias a esos cambios, una nueva persona saldrá de nosotros mismos. Una persona que físicamente tiene mucho que aportar. Algo similar es lo que les ha ocurrido a nuestros nueve ejemplos que hoy os mostramos.

Ejemplos Claros De Que En Algunos Casos La Pubertad Hace Maravillas

Sonrisa perfecta

Tanto antes como ahora, la sonrisa de este joven no puede ser más perfecta. Algo que mantiene con el paso de los años. Menos mal que el cabello rizado y con volumen, no. Más que nada porque le tapaba parte de la cara y no se lo merecía.

Aunque el rostro no ha cambiado realmente mucho, sí es cierto que gracias al cambio de peinado, puede decir que nos ha dejado a todos boquiabiertos. Eso sí, además de ello, también parece que el cuerpo ha variado algo. El metabolismo tiene mucho qué decir.

Porque los cambios radicales para algo se llaman así. No solo es cuestión de cabello, sino que el cuerpo en sí también tiene mucho protagonismo. Una combinación explosiva que en este caso ha dado sus mejores frutos. ¿Qué opinas tú?.

Ejemplos Claros De Que En Algunos Casos La Pubertad Hace Maravillas

Estilo ochentero

Sin duda estamos ante otro de los grandes cambios radicales que nos encontramos hoy. Claro que hay que pensar en que los años 80 tenían una moda que a veces es un poco difícil para definir. Tal como vemos, este joven quizás tampoco podría hacerlo.

Lo vemos con un corte de pelo que poco favorece. Corto por arriba pero largo por abajo y si ya era poco, también teñido. Las gafas redondas, aunque también son otro de los grandes estilos que hemos visto en numerosas épocas, no siempre son nuestro mejor complemento.

Pasado el tiempo, el joven pensó que era mejor un cambio radical. ¿Por dónde comenzar?. Pues en dejar que el cabello fuera mucho más natural. Sin tintes y con un largo que bien merecía una oportunidad. Nosotros aplaudimos este cambio.

Ejemplos Claros De Que En Algunos Casos La Pubertad Hace Maravillas

Complejos

Todos hemos tenido algún que otro complejo cuando éramos pequeñas o más jóvenes. Sin duda, los complejos siempre nos persiguen pero depende de nosotros mismos el sacarles los mejores beneficios e intentar disimularlos de la mejor manera posible.

En el caso de esta chica, el flequillo tan corto es uno de los estilos que también hay que tener mucho cuidado. Lo mejor es optar por un flequillo ladeado o dejar la frente despejada. Quizás las orejas tampoco son su gran fuerte, pero no hay problema.

En lugar de llevar el cabello recogido, nada mejor que dejarlo suelto y añadir unas ligeras ondas que las tapen. De este  modo, ya no habrá complejos que valgan. En cuestión de poco tiempo los sabremos disimular para vernos mucho más estupendas.

Ejemplos Claros De Que En Algunos Casos La Pubertad Hace Maravillas

La mejor de la sonrisas

La sonrisa es algo que no podemos perder en ningún momento. Parece que esta joven lo sabe bien y desde luego así lo demuestra. Una vez más, vemos cómo el cabello tiene mucho qué decir. Cuando crecemos, intentamos hacer los cambios adecuados para nuestro físico.

Tanto es así que nos dejamos guiar y siempre para mejor. Eso sí, además del arreglo del cabello, parece que el maquillaje hace un poco de protagonista. El resto lo dejamos a la pubertad en sí y a esos cambios que a veces nos ofrece.

Como hemos visto, tenemos muchos casos en los que la pubertad en uno de los mejores momentos. Los cambios se suceden y desde luego, no solo físicos. Aunque en este caso lo son y para mucho mejor. Quizás dentro de otros 10 años, volvamos a ver cómo han evolucionado de nuevo.