Quantcast

Esto es lo que pasa si no te cambias de ropa interior a diario

La ropa interior es la prenda de vestir que se encuentra más en contacto con las zonas húmedas de nuestro cuerpo, y por ello, quizás es de las prendas que debes cambiar con mayor frecuencia, porque son capaces de producirnos irritaciones, mal olor e infecciones si no nos las cambiamos regularmente.

Una recomendación adicional

Una recomendación adicional

Si quieres asegurar tu higiene íntima, y prevenir cualquier enfermedad o condición, una de las recomendaciones que suelen hacer los expertos es renovar la ropa íntima anualmente, así que ya sabes cuál es una de las cosas que vas a pedir que te regalen en navidad, ¡ropa íntima nueva!

La costumbre que nos inculcaron desde pequeños

La costumbre que nos inculcaron desde pequeños

Siempre, desde que tenemos memoria, nuestras mamás nos decían que teníamos que bañarnos a diario y, con cada baño, teníamos que cambiar nuestra ropa interior, por lo menos en una oportunidad al día, pero hay personas que al llegar a ser adultos, cambian ese patrón.

Es posible que la causa sea la pereza, e incluso que la vean limpia y se la vuelvan a poner sin lavarla, pero con la ropa íntima el tema no está en cómo lucen, sino en aquellos con lo que han estado en contacto, porque son las partes más húmedas del cuerpo, en las que puede proliferar las bacterias, los hongos o cualquier patógeno y esos no se ven a simple vista.