Quantcast

El fiasco del Kit Digital y de los fondos Next Generation en España

Entre tanta inflación, crisis de deuda y subida de tipos, había al menos esperanzas y salvavidas, una vez más en formas de ayuda, en este caso europeas. Miles de millones de euros para los países miembros, pero donde destacan Italia y España como principales beneficiarios. Ambas economías se suponía que debían de aprovechar las decenas de miles de euros en ayudas, parte a fondo perdido, para renovar su economía y cambiar el modelo productivo, adaptándolo a la revolución que se viene. Pues bien, los llamados fondos Next Generation e implementaciones como el Kit Digital han sido hasta ahora un auténtico fiasco.

Los Fondos de Cohesión europeos están siendo una oportunidad perdida más para que Europa, y en particular España, no pierda el tren del futuro frente a la aún gran potencia Estados Unidos y la creciente y boyante Asia, con China a la cabeza. No hay gestión ni control, porque la mismísima presidenta de la Comisión del Control del Parlamento Europeo reconoció en una comparecencia de hace unas semanas, preguntada por si sabía en qué había empleado España esos fondos Next Generation, que no tenía ni idea.

Pero se ha hablado especialmente del Kit Digital, una de las partidas de estos fondos. Era otra gran idea, en principio: un pack tecnológico para que las pymes y autónomos pudieran incorporar tecnología rápida y eficiente, al menos como primer paso para adaptarse a los tiempos. Pues hay dos casos concretos que han salido a la luz y que muestran la situación real de este Kit digital.

Kit Digital fondos Next Generation

LA REALIDAD DE LOS FONDOS NEXT GENERATION Y DEL KIT DIGITAL

Para muestra, dos «botones»: el primero se hizo público hace unos días a través de Twitter. Sir Loko, en un hilo que ha sido viral, explica su experiencia tras ser llamado por su banco, por ser dueño de una SL y autónomo, para implementar estos fondos Next Generation. Ya en principio le sorprendió que su banco gestionara dicha ayuda, pero lo que vino después le dejó aún más estupefacto.

En el hilo cuenta como le presentan a un intermediario, una empresa de Marketing Digital, que entre todas las ayudas posibles le informan que solo le cubren la web, el E-Commerce y las redes sociales. Pero el quid de la cuestión, como señala el tuitero, es que se trata de una subcontrata y hay un negocio en todo el proceso, a costa de ofrecer lo que señala a continuación: una sencilla web con SEO básico (él es experto ya en SEO), un E-Commerce con hasta 50 productos y una sola red social gestionada durante un año. El resto sería en una factura aparte.

«Dónde esta el truco: Agencia Bancaria (Te llevo clientes y cobro), empresa de telecomunicaciones (Te llevo clientes y cobro) empresa de marketing, ofrezco algo que podríamos hacer con Google Sites (Pero como es mi CMS si lo quieres mantener el próximo año pagas: 94€/mes)», señalaba Sir Loko en un siguiente tuit del hilo. Pero iba más allá en su reflexión, haciendo números:

Por algo el 58% de la pymes usa el Kit Digital para crear su web y gestionar redes, poco más. Es algo que dista mucho de abrazar la nueva economía digital, la revolución tecnológica y el valor añadido. Estamos ante lo que califican como otro despilfarro de dinero, en este caso europeo, que solo sirve, en el mejor de los casos, para «tapar agujeros» o implementar sencillas políticas digitales que cualquier persona podría hacer por si misma o contratar a un creador web o community manager.

EL «BOTÓN DE MUESTRA» DE ANABEL PANTOJA

Sí, Anabel Pantoja y fondos Next Generation en la misma frase. Y es que la sobrina de Isabel Pantoja también ha sacado partido a este Kit Digital, monetizando su difusión a través de un vídeo promocional donde explica cómo solicitar «la ayuda del Gobierno».

«Totalmente gratis. Es una ayuda a fondo perdido, no tienes que devolverla» celebra en su locución. Todo ello bajo los patrocinios del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital y de los Fondos NextGenerationEU. Muy lejos del pretendido objetivo que marcaba la vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, cuando hace un año presentaba el Kit Digital como «el programa de ayudas que contribuirá a modernizar el tejido productivo español».

EL FRACASO ANUNCIADO DE LOS FONDOS NEXT GENERATION

El economista Mark Vidal explicaba la situación en unos de sus directos semanales en su canal de YouTube, dedicados precisamente al Kit Digital y los fondos Next Generation. El Real Decreto para acelerar la gestión e implementación de estos fondos se han quedado en promesas: ya son 22 meses de retraso y 60 prórrogas. La Comisión de Coordinación de estas ayudas no se reúne desde agosto de 2021.

Consecuencias de todo ello es la baja ejecución de los fondos, que apenas supera en global el 30% de los proyectos. Según la CEOE, unos 8.000 millones podrían no ir dedicados a la modernización y mejora del sistema productivo, que sería la clave e intención de la Comisión Europea. Según el Gobierno, ejecuta unos 2.000 millones de euros al mes, de un total de 40.000 millones.

«Lo peor de todo es que saben que no sirve para nada», comentaba Mark, tras comprobar que las Comunidades Autónomas se limitan a poner en un Excel lo que se hace con ese dinero. La gran oportunidad que suponían estos fondos para que España mejore en lo tecnológico y competitivo «se va a perder», y esperaba que los poderes públicos «se pongan las pilas», aunque no era muy optimista al respecto, al igual que no lo es en su vaticinio del futuro económico español. Recordemos que Mark Vidal anunció mucho antes la crisis de 2008. Nadie le hizo caso.