Quantcast

Enfermedades que te puede causar el no cambiar las sábanas a menudo

Cambiar las sábanas semanalmente es una tarea ardua y tediosa, en definitiva, un incordio, pero hay razones de salud que lo justifican y es muy importante cambiarlas, porque no hacerlo puede hacer que suframos de alguna enfermedad. Entonces, si no cambiamos las sábanas estamos corriendo un riesgo y después de que leas este artículo, veras esa actividad que es tan fastidiosa de una manera diferente.

El cambio de las sábanas de la cama

El cambio de las sábanas de la cama

¿La cama es tu lugar favorito? Déjanos decirte que también es el nuestro, pero también es el lugar favorito para que vivan y se reproduzcan no sólo las tan temidas bacterias, sino también una insectitos microscópicos, llamados ácaros, por no mencionar la cantidad de células muertas que se despenden de la piel y otros restos que se pueden acumular en las sábanas.

De hecho, una de las razones por las que no debemos tener almohadas viejas es porque, pasado un tiempo, en las mismas se acumulan los ácaros y células, y pasado un gran tiempo, hasta el 40% del peso de una almohada en realidad son células, bacterias y ácaros, así que bótalas y compra unas nuevas para evitar los ácaros.

Hay que recordar que debemos mantener una buena higiene, lo cual resulta fundamental para el organismo, pero no se limita a que nos bañemos todos los días y a que tengamos extremado cuidado en lavarnos las manos, tal como nos han enseñado durante la pandemia, sino que también deben estar limpias las superficies con las que tenemos contacto y ello incluye a las sábanas y la ropa de cama, porque es el sitio perfecto para el cultivo de muchos patógenos.