Quantcast

El papel del interim manager para reforzar el equipo directivo de las empresas

Los cambios, así como los procesos de adaptación en las empresas, suponen una transición entre los nuevos modelos y las viejas estructuras.

En estas situaciones, el liderazgo es clave para lograr los objetivos propuestos de forma efectiva y eficiente, y la dedicación que demandan es muy exigente. Por eso en muchos casos, ese liderazgo debe venir de un agente externo cualificado para actuar en momentos de adaptación empresarial. En otros casos, el ejecutivo externo aporta esa dedicación necesaria que el resto de directivos no puede comprometer. En ambos casos es donde se vuelve relevante el servicio de QMT, quienes son especialistas en interim management.

Un servicio de liderazgo individualizado en España

QMT cuenta con oficinas en Madrid y Barcelona, desde donde se erigió como una de las primeras empresas dedicadas al interim management personalizado en España. Este servicio es de especial utilidad para empresas e instituciones que se encuentren en situación de cambios importantes y que necesiten apoyo externo de un profesional con experiencia exitosa en dirección y gestión para transitarlos.

Enfocados en la profesionalidad de su equipo, QMT cuenta con una amplia red de profesionales de alto nivel que, a lo largo de los veinte años de experiencia de la empresa, han logrado poner a prueba sus aptitudes y acumular casos de éxito. El rol del interim manager es incorporarse a una empresa durante un periodo de tiempo determinado, con el objetivo de impulsar los cambios y lograr las metas pactadas con cada cliente en el plazo previsto. 

El interim manager como refuerzo a los directivos de una empresa 

La función del interim management es poder proveer a las empresas de ejecutivos que puedan llevarlas adelante en los momentos de transición de las mismas, impulsando los cambios necesarios y ayudando a su implementación. Por ello, la figura del interim manager es una gran aliada a la hora de incorporar directivos. En la mayoría de los casos, el ejecutivo externo contribuirá decididamente a aprovechar una oportunidad o a superar un reto. En otras circunstancias como cese, dimisión o baja temporal, el interim manager cumplirá su rol durante el periodo de tiempo necesario hasta la incorporación del puesto permanente. En todas las situaciones, asumirá las responsabilidades que se le encomienden, dando arranque a los proyectos necesarios y aportando las capacidades profesionales específicas para cada empresa en particular. 

Por ello, el interim management genera tanto ventajas para el directivo que ocupe el puesto, que tendrá una visión global del proyecto, así como un enfoque claro y podrá reducir el tiempo de ejecución de las tareas; como para la empresa, que se encontrará frente a un plan de trabajo claro, con un calendario determinado, lo cual aumentará la transparencia en la gestión del ejecutivo al mismo tiempo que disminuye los riesgos e incertidumbres.

Por estos motivos, QMT, especialistas en interim management, son una excelente opción para aprovechar las oportunidades, o llevar a las empresas al siguiente nivel durante sus momentos de transición.