Quantcast

Mark Gili de Dorian: «Para llenar un estadio te tiene que escuchar gente de los 15 a los 60 años»

Con los años la palabra «indie» se ha vuelto una expresión cada vez más difusa. El título cubre un sonido tan variado como el de Miss Caffeina, Motoreta Burrito Kachimba o Vetusta Morla. Pero quizás al escuchar la palabra la idea de un sonido entre el pop y el rock, pero algo más cerebral Dorian sea el ejemplo perfecto. Ahora con su nuevo disco bajo el brazo, el potente ‘Ritual’ que les ha permitido replantearse su sonido, el grupo tomará la tarima del Wizink Center el próximo 25 de noviembre.

«Para nosotros fue un disco de resurrección», explica sobre el trabajo el guitarrista y vocalista Mark Gili. Ciertamente, los cuatro años que pasaron desde aquel ‘Justicia Universal’ han sido acontecidos. Desde entonces el perfil del grupo ha crecido, pero sus presentaciones tardaron en llegar, con una pandemia atravesada que borro la música en vivo del mapa de un día para otro. 

Eso, sin embargo, ha hecho que esta nueva gira un momento especial. «El público que viene a los conciertos tiene un 20 o 30% más de energía positiva que antes de la pandemia. La gente tiene urgencia de vivir», asegura visionando ya las citas en el Sant Jordi Club de Barcelona y en el Wizink Center de Madrid para los que promete un repertorio de más de dos horas.

COLABORADORES FUERA DEL ESPECTRO INDIE

La lista de colaboradores del disco es mu distinta a lo que se puede esperar de una banda con un perfil como el de Dorian. Nombres como Ana Mena (No dejes que pase el tiempo), Pimp Flaco (Dual) o Alizz (co compositor en Energía Rara) hacen acto de presencia en el disco. Sin embargo, parece haber entrado más que cómodos en el universo de la banda. 

«No fue casual», señala el guitarrista que comenta que era importante traer artistas que se alejaran de la escena donde los sueles encajar. Esto tambíen los llevo a sumar nombres como el del rapero Youthstar o la revolucionaria de la cumbia colombiana Lido Pimienta (Libre). «Trabajar con ellos nos dejó nuevas formas de componer, de cantar y de afrontar la producción», asegura de todos los colaboradores que ve como uno de los elementos que más frescura le da al nuevo disco.

DORIAN Y SU GRADUACIÓN A LOS ESTADIOS

El concierto del Wizink Center, su primera aparición en este espacio, representa además la graduación de la banda, que puede presumir de tener suficiente poder de convocatoria para tomar este espacio. «Me gusta romper la idea de que la gente joven solo escucha urbano, hace unos meses Iron Maiden llenó el Estadi Olimpic de Barcelona. Para llenar un estadio te tiene que escuchar gente desde los 15 hasta los 60 años», sentencia Gili.

Pero además señala lo importante que es que grupos del mundo indie, que no tienen el apoyo de los medios o las disqueras llene tarimas como el Wizink. Este año ya lo hizo Miss Caffeina, Dorian lo harán la semana que viene y Carolina Durante espera hacerlo a principios del año próximo. Al mismo tiempo espacios como la Riviera se han vuelto parada frecuente de artistas como Ginebras o Niña Polaca. «La música en vivo es más transversal que nunca, y hay espacio para todos», señala el vocalista y compositor.

UN 2023 BASTANTE MOVIDO

Lo cierto es que el próximo año no será más lento que este. Tienen un par de sencillos planeados, una gira enfocada a sus presentaciones fuera de España, además de alguna tarima de festival dentro del país. Pero de momento tienen el ojo puesto en la próxima fecha madrileña. «Es nuestro mejor concierto hasta la fecha en cuanto a tecnología y repertorio», sentencia el artista que parece con ganas de montarse ya mismo en la tarima.