Inicio Cocina Habas a la brutesca: los pasos de la receta tradicional para que te quede perfecta

Habas a la brutesca: los pasos de la receta tradicional para que te quede perfecta

0

Conocidas también como habas a la gitana, las habas a la brutesca son una de las recetas más tradicionales de la cocina catalana. Un plato sin desperdicio en el cual se consumen al natural las más deliciosas habas a la brasa.

Este es un plato sencillo, delicioso y lleno de frescor que se corona de manera perfecta con una exquisita salsa romesco, así que prepárate para disfrutar de un plato que combina sencillez y salsa gourmet en un solo bocado. 

[nextpage]

Ingredientes que necesitas para preparar habas a la brutesca

Tal como te he comentado en el inicio de este artículo, las habas a la brutesca son de lo más deliciosas; y además, necesitas muy pocos ingredientes para disfrutarlas de manera perfecta. Sin embargo, es necesario que los ingredientes que elijas sean de la mejor calidad.

Para deleitarte con todo el sabor de esta receta tradicional catalana solamente necesitas habas frescas en su vaina y también una salsa romesco que no esté tan espesa. 

   [/nextpage][nextpage]

Salsa romesco casera o comercial, ¿Cómo queda mejor?

La salsa romesco será la responsable de dar a esta preparación de habas a la brutesca,  todo el sabor gourmet que se espera al degustar un plato exquisito; ahora bien, seguramente te preguntes cómo es mejor utilizarla, si casera o comercial.

Comencemos por establecer que la salsa romesco casera requiere de un tiempo para que puedas hacerla y logres un resultado espectacular; sin embargo, es definitivamente más deliciosa que la que puedas conseguir en cualquier comercio, que si bien, puede saber muy bien, está llena de conservantes que por lo general no son de lo más recomendables.

   [/nextpage][nextpage]

Ingredientes que necesitas para preparar la salsa romesco casera

Si te animas y tienes el tiempo suficiente para preparar una salsa romesco casera no te vas a arrepentir, pues la experiencia te acercará a la preparación de una de las salsas más tradicionales de la gastronomía catalana y además te permitirá disfrutar de todo su sabor hecho por tus propias manos.

Los ingredientes que vas a necesitar para preparar esta tradicional salsa, son: 1 kg de tomates maduros, 1 cabeza de ajos pequeña, 4 ñoras o un pimiento choricero, 1 rebanada de pan del día anterior, aceite de oliva virgen extra para freír el pan, 50 gramos de almendras peladas, 30 gramos de avellanas peladas, 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra, 1 cucharada de vinagre de Jerez, pimienta negra recién molida y por supuesto sal.

   [/nextpage][nextpage]

Así comienza con la preparación de la salsa romesco casera

Para comenzar con la preparación de la salsa romesco, lo primero que debes hacer es lavar muy bien los tomates y secarlos perfectamente. Cuando los tengas limpios y secos, pon los tomates en una bandeja y acompáñalos también con los dientes de ajo. Hecho esto, lleva la bandeja al horno precalentado a 180 °C.

Mientras los tomates se van horneando junto a los dientes de ajo, pon en remojo las ñoras en agua caliente para que se vayan hidratando. Por otra parte, pon en una sartén el aceite de oliva virgen extra y llévalo al fuego; cuando el aceite esté caliente, pon a freír la rebanada de pan para que esté dorada por ambos lados.

   [/nextpage][nextpage]

Cómo terminar la salsa romesco para que quede perfecta y acompañe a las habas a la brutesca

Una vez que los tomates estén listos, retíralos del horno y reserva. Escalda las almendras y retírales la piel y ponlas a tostar junto a las avellanas a 160 °C hasta que luzcan de color dorado. En este punto retira la piel a las avellanas.

Para terminar de preparar la salsa romesco, tritura los tomates con los dientes de ajo pelados, la carne de la ñora, el pan frito troceado e incorpora las avellanas y también las almendras tostadas. Aliña con el aceite de oliva virgen extra, el vinagre de Jerez, la sal y la pimienta negra recién molida. Así tienes lista la mejor salsa romesco para acompañar tus habas a la brutesca. 

   [/nextpage][nextpage]

Limpia las habas

Cuando tengas lista la salsa romesco, la puedes consumir de inmediato o conservar en la nevera por un par de días.  Ahora sí, pasemos a la limpieza de las habas para este plato de preparación a la brutesca.

Para limpiarlas, simplemente lávalas muy bien, sécalas y corta las dos puntas; de este modo será más sencillo sacar las habas del interior de la vaina una vez que estén cocidas, aunque si lo prefieres puedes dejarlas enteras. 

Las habas son muy apreciadas en la gastronomía catalana y de hecho, las preparan especialmente en primavera en uno de sus platos más emblemáticos y famosos.

   [/nextpage][nextpage]

Cómo preparar las habas para hacerlas a la brutesca

Para que puedas cocinar las habas de manera perfecta será necesario contar con unos palillos de brocheta. Se recomienda que si tienes unos de metal serán mejor que los de madera, ya que estos no se quemaran como si puede suceder si utilizas los de material más natural.

Toma cada una de las habas, las cuales deben ser de un buen tamaño y atraviésalas completamente con el palillo de brocheta. Este es uno de los puntos más sencillos, así que no será complicado hacerlo.

   [/nextpage][nextpage]

Así debes colocarlas en la parrilla para evitar que se caigan

Una vez que tengas todas las habas atravesadas con la brocheta, las debes colocar en la parrilla caliente para comenzar con la cocción; sin embargo, un truco que puedes utilizar para que queden aún mejores es el siguiente.

En lugar de colocar las habas trinchadas directamente sobre la parrilla, utiliza una parrilla doble cara; de esta manera las podrás girar con facilidad y disminuir el riesgo de que las habas se caigan y terminen quemadas. 

   [/nextpage][nextpage]

Cómo cocinar perfectas las habas a la brutesca

Para cocinar las habas a la brutesca, debes encender las brasas. Una vez que el fuego este alto, coloca la parrilla y acomoda a las habas atravesadas de punta a punta por los palillos de brocheta, que como te comentaba mejor si son de metal.

Para que queden perfectas será necesario que estén muy bien vigiladas, ya que bastarán unos 3 a 5 minutos de cada lado para que queden en su punto justo. 

   [/nextpage][nextpage]

Así se disfruta tradicionalmente de las habas a la brutesca

Las habas a la brutesca se disfrutan mejor acabadas de hacer; es decir, bien calientes. Para servirlas, puedes dejarlas enteras para que cada comensal las desgrane al momento de comerlas y así las disfrutarás más calientitas tiernas y jugosas recién sacadas de la vaina.

De manera tradicional se sirven acompañadas con un poco de salsa romesco en el plato; así se toman las vainas, se desgranan las habas y se van sumergiendo en la salsa para disfrutar de una mezcla exquisita de textura y de sabor en cada bocado. Anímate a preparar estás habas y disfruta al máximo de su sabor.

Te has comprado una buena cantidad de habas, puedes conservarlas de diferentes maneras. Conoce cómo puedes conservar verduras congeladas en perfecto estado.

    [/nextpage]