Escalopes rebozados: el truco para lograr un crujiente de ’10’

Sin duda es una de las recetas más sencillas que puedes hacer. Los escalopes de ternera rebozados es un clásico de la cocina sencilla pero rica y nutritiva, que encanta además a los más pequeños. Es un plato ideal para fines de semana. Sin embargo, como cualquier rebozado, conseguirlo perfecto y crujiente tiene su ciencia. Hay que lograr además que queden tiernos por dentro. Puede parecer sencillo o intuitivo, pero mejor seguir unas pautas y trucos que te vamos a mostrar paso a paso.

LO PRIMERO, ELEGIR LA CARNE ADECUADA

Image 238

Como comentábamos, los escalopes de ternera rebozados se pueden hacer con diferentes tipos de carne: de ternera, de pollo, de pavo, inclusive con filetes de cerdo, de la parte del jamón. En el caso de que elijamos hacer los más tradicionales (filete de ternera), tendremos que optar por esos cortes de carne que sean tiernos y cuenten con un gran sabor, como pueden ser la contra, la tapa o la babilla. Por otro lado, si prefieres la carne de aves, los filetes de pechuga son perfectos para empanar.