Quantcast

Ventresca de atún: el truco para que no se te queme a la brasa y se haga uniforme

La ventresca de atún es quizás una de las partes menos conocidas de este pescado a nivel general, ya que no es tan consumida como el lomo; sin embargo, se puede asegurar que es uno de los cortes más sublimes que puedes disfrutar. Seguramente estás acostumbrado a preparar múltiples recetas con el lomo del atún, pero si te llega una ventresca para prepararla a la brasa, te intimida un poco.

Es normal que la ventresca intimide a primera vista, ya que la misma es bastante grande y las expectativas de su sabor también lo son. Es por eso que si de prepararla a la brasa se trata, tienes que conocer cuál es el truco para que te quede uniforme y no se te queme ni un poco.

Ventresca de atún y lomo, estas son sus diferencias

cocina

Sí, no cabe duda, el lomo de atún es más popular que la ventresca, y hay innumerables recetas para disfrutar de todo su sabor. El lomo es considerado como la parte más magra y gracias a que tiene poco contenido graso, su sabor es delicioso, pero menos marcado que el de otras partes del pescado.

Por su parte, la ventresca tiene una gran proporción de grasa, la cual aporta un sabor significativamente más intenso y sublime que el resto del pescado. Esta parte del atún, es muy apreciada en la alta cocina y es de hecho conocido entre los chefs, como el chuletón del mar.