Quantcast

Esta es la forma en la que el microondas puede destrozar tu salud

Si hay un pequeño electrodoméstico que tienen casi todas las cocinas, es el microondas, por ser práctico y ahorrarte tiempo, sobre todo los que no quieren o pueden cocinar mucho. Junto con el frigorífico y la lavadora, no falta en ninguna casa. Y es que podemos vivir sin horno o incluso si fuegos o vitro, pero no sin microondas. Sin embargo, si más o menos sabes cómo funcionan, sabrás que emite radiación peligrosa, por algo se llama microondas, eso es lo que genera para calentar los alimentos rápidamente. Veamos como esta circunstancia puede perjudicar tu salud.

EL PRIMER MITO: EL MICROONDAS NO ELIMINA LAS BACTERIAS

microondas

Siempre hay que cocinar bien los alimentos, sobre todo aquellos que pueden intoxicarnos en crudo o poco hechos. Pero, ¿hay que meterles al fuego o al horno o basta con el microondas? Pues has de saber que la cocción es segura al eliminar las bacterias, pero en el microondas puede sobrevivir algunas. El motivo, según un informe la Organización Mundial de la Salud (OMS), es que este tipo de horno calienta de forma desigual y puede haber “puntos fríos” donde el calor no llega a destruir esas bacterias malas. Para evitarlo, coloca los alimentos sin amontonar y partidos por el centro, y agrega algo de líquido, además de cubrirlo con tapa o plato para que el vapor concentrado acabe con las bacterias.