Salmón a la plancha: el secreto para que no se te pegue en la sartén

Un buen salmón a la plancha es una de las mejores maneras de disfrutar de todo el sabor de este pescado mientras te alimentas sanamente. Y sí, aunque puede sonar como un método de cocción bastante rápido y fácil, la verdad es que para preparar este pescado a la plancha y lograr que quede perfecto, es necesario poner en práctica algunos simples trucos.

Si te ha pasado que, al preparar salmón a la plancha, este se te ha quedado pegado, conoce el secreto para que nunca más te suceda, así que veamos qué es lo que debes saber, para qué siempre te quede de ‘10’.

Utilizar una buena sartén o plancha

Comida

Elegido un perfecto trozo de salmón y haberlo descongelado de la manera correcta, no evitará que este se quede pegado a la plancha si la que utilizas es una en mal estado y con un fondo deteriorado.

Una sartén de calidad con fondo antiadherente, será tu mejor aliada, no solo para preparar salmón a la plancha, sino para preparar filetes, aves y mariscos sin el riesgo de que se quemen por lo deteriorado de la superficie.