Quantcast

Dos detenidos en Jerez tras protagonizar un peligroso episodio de conducción temeraria

La Policía Nacional ha detenido en Jerez de la Frontera (Cádiz) a dos varones jóvenes, de 20 y 22 años de edad respectivamente, tras protagonizar un «peligroso e intenso episodio de conducción temeraria y huida frenética a bordo de un turismo de elevadas prestaciones».

Durante la «temeraria conducción» pusieron en serio riesgo su propia vida y la de numerosos ciudadanos, tras conducir por varias avenidas y calles de la ciudad en dirección contraria y a gran velocidad. Además, causaron daños de importancia en el equipamiento urbano municipal, tras estrellarse contra varias señalizaciones de tráfico y llegar a introducirse en dos domicilios particulares, tratando de eludir la acción policial, según ha informado la Policía en un comunicado.

A ambos detenidos el pasado 4 de septiembre les figuran antecedentes previos por delitos similares, como presuntos autores de los delitos contra la seguridad vial, allanamiento de morada, daños en los equipamientos públicos así como de resistencia y desobediencia contra agente de la Autoridad.

Los hechos sucedieron sobre las 06,15 horas cuando dos agentes de la Policía Nacional que realizaban una patrulla rutinaria por la zona detectaron a los implicados conduciendo un turismo de color oscuro circulando en dirección contraria y a alta velocidad por la Avenida Nuestra Señora de la Paz.

La Policía ha detallado que provocaron «un riesgo inminente de ocasionar un impacto directo contra otro conductor que circulara en esos momentos correctamente por el puente de la misma avenida desde la Glorieta del Minotauro en dirección a la del Catavinos.

Los agentes se dirigieron hacia ellos ordenándoles que se detuvieran, sin embargo, al percatarse los individuos de la presencia policial se dieron a la fuga. Así, realizaron un giro prohibido por las normas de circulación cruzando toda la calzada e internándose a gran velocidad por la calle Pintor Muñoz Cebrián, donde pusieron en grave riesgo a muchos jóvenes que a esa hora salían de un local de un conocido local de ocio nocturno.

Seguidamente, continuaron su «huida temeraria» y circularon en dirección contraria, tomaron varias calles de Jerez de forma ‘kamikace’ hasta que perdieron el control del vehículo en la Glorieta de Juan Holgado, donde impactaron con gran violencia arrancando de cuajo numerosas señales de tráfico que provocaron daños de gravedad en el vehículo y en mobiliario público.

Aún así, y ya rodeados por varias patrullas de la Policía Nacional, se negaron a detenerse y, sin prácticamente visibilidad, ya que la luna delantera del coche estaba hecha añicos por el impacto, se internaron en dirección contraria y subiéndose por la zona del acerado por la calle Córdoba hasta la intersección con Avenida de la Rosaleda, donde abandonaron el vehículo y trataron de continuar la huida a pie.

El primero de ellos huyó en dirección hacia la calle Comandante Paz Varela donde se introdujo en una vivienda escalando la fachada, pero fue localizado y detenido. El segundo fue perseguido por los agentes hasta llegar a la calle Antonio Castilla, donde saltó el vallado de una vivienda unifamiliar y se introdujo en el patio de ésta, aunque fue alcanzado y detenido por los agentes, ante los que mostraron una resistencia violenta.

No obstante, la Policía ha destacado que ambas viviendas donde se introdujeron los detenidos estaban vacías en esos momentos, lo que evitó el sobresalto de sus moradores. Efectivos de la Policía Local se personaron en el lugar donde el vehículo fue siniestrado y colaboraron en la señalización de la zona del impacto y del vehículo.

El conductor del vehículo dio positivo en el test de alcoholemia, superando incluso el nivel de alcohol en sangre, que por ley se considera delito y no infracción administrativa, por lo que sumó un nuevo cargo penal por delito vial.

Ambos detenidos fueron trasladados a las dependencias de la Comisaría de Jerez, en la Avenida de la Universidad, donde ingresaron en la zona de calabozos hasta que fueron oídos en declaración por la Autoridad Judicial, el vehículo fue intervenido como objeto del delito en situación de siniestro total.

La intervención fue realizada por agentes integrantes del Grupo de Atención al Ciudadano GAC (radio patrullas) de la Brigada de Seguridad Ciudadana de la Comisaría de la Policía Nacional en Jerez de la Frontera (Cádiz), ha concluido la Dirección General de la Policía.