Día internacional del chocolate: celébralo con este delicioso coulant casero

El 13 de septiembre se celebra el Día Internacional del Chocolate, uno de lo bocados más deliciosos que nos da la naturaleza. Esta dulce festividad apareció en Francia en 1995, como homenaje al escritor británico Roald Dahl que nació precisamente en dicha fecha en el año 1916. Fue el autor de la famosa novela ‘Charlie y la Fábrica de Chocolate’. No necesitamos excusas para disfrutar de este rico manjar, que además es mucho más beneficioso de lo que se pensaba. Si tomamos una onza al día de chocolate negro, aportamos al organismo un extra de antioxidantes y otras sustancias que nos hacen sentir bien. [nextpage]

UN POSTRE DE LUJO

Chocolate

Pero si te apetece celebrarlo con una preparación especial, te proponemos un postre de lujo: el coulant de chocolate, también conocido como soufflé de chocolate o bomba de chocolate. Nos referimos a este pequeño bizcocho que se sirve caliente y que guarda en su interior una cascada de chocolate cremoso y fundido. La receta original es del chef francés Michel Bras, y es todo lo que un amante del chocolate podría desear. Esta versión es mucho más sencilla, pero igual de satisfactoria. Aquí te dejamos el paso a paso. [/nextpage][nextpage]

INGREDIENTES PARA EL COULANT DE CHOCOLATE

Coulant 2

Estos son los ingredientes para nuestro coulant de chocolate:

  • 250 g. de chocolate negro 70%
  • 100 g de harina de repostería
  • 100 g. de azúcar blanquilla o glass, al gusto
  • 6 huevos medianos
  • 200 g. de mantequilla
  • 1 pellizco de sal fina
  • 2 cucharadas de cacao en polvo 70%

[/nextpage][nextpage]

ELABORACIÓN DEL COULANT DE CHOCOLATE

Coulatn 3

Para hacer los coulant vamos a necesitar envases, los clásicos vasitos que se usan para los flanes. Los untamos con un poco de mantequilla y los tenemos preparados para después. En un bol batimos los huevos con el azúcar hasta que quede una crema bien espumosa. Seguidamente, agregamos el cacao en polvo, la harina y una pizca de sal. Volvemos a batir (se puede hacer a mano o con la batidora), hasta que obtener una mezcla fina y homogénea. [/nextpage][nextpage]

PREPARACIÓN DE LAS DOS CREMAS

Coultn Helado

Aparte, en otro bol, preparamos el chocolate junto con la mantequilla. Lo colocamos todo junto en el microondas para derretirlo. Basta con 3 minutos a baja temperatura, vigilando cada minuto para evitar que se queme. Después lo batimos todo bien con unas varillas para integrar los dos ingredientes hasta que quede una crema espesa, suave y homogénea. A continuación, mezclamos esta crema con la masa anterior, ayudándonos con una espátula de silicona y con cuidado para que mantenga su volumen. [/nextpage][nextpage]

RELLENAR LOS MOLDES DE COULANT

Coulnat Bizcocho

Introducimos la masa del coulant en una manga pastelera para rellenar los envases, aunque también se puede hacer con una cuchara y mucho cuidado. No hay que llenar demasiado el envase, porque el bizcocho crecerá un poco. Más o menos hay que dejar un 1 cm sin rellenar, así evitamos que al subir se desparrame. Una vez tenemos nuestros vasitos con el coulant, llega el momento del horneado, es la parte más importante de la receta. Cada horno es diferente, así que en este punto hay que estar muy pendientes para encontrar el tiempo justo. [/nextpage][nextpage]

LA IMPORTANCIA DEL HORNEADO

Chocolate

El coulant de chocolate tiene que quedar esponjoso por fuera y líquido por dentro, así que encontrar el punto de horneado exacto puede requerir varias pruebas. Una vez le pillemos el truco, será mucho mas fácil para las siguientes ocasiones. Lo primero es precalentar el horno a 200º C, con calor arriba y abajo. A los cinco minutos bajamos a 180ºC. Si la masa está recién hecha, hay que hornear unos 8 o 9 minutos. Si optamos por congelar los moldes con la masa coulant, entonces hay que aumentar a 11 o 12 minutos. [/nextpage][nextpage]

UNA GRAN EXPERIENCIA PARA AMANTES DEL CHOCOLATE

Chocolate

Una vez listo, retiramos del horno y dejamos que se enfríe un par de minutos antes de desmoldar en un plato. Antes de hincarle la cuchara, se puede espolvorear con un poco de cacao en polvo o azúcar glass para darle un toque más sofisticado a la presentación. Se tiene que tomar caliente para que al cortar un trozo del bizcocho, la parte interior esté bien fundida. Se puede acompañar con una bola de helado, para conseguir un delicioso contraste de temperaturas. Y para subir el nivel de la experiencia, también se puede cubrir con chocolate caliente. [/nextpage]