Quantcast

La nueva ayuda de 400 euros del Gobierno: quién puede pedirla y cómo

El Gobierno sigue aprobando medidas para que, como ellos promulgan, «nadie se quede atrás», al menos desde el punto de vista del mínimo para subsistencia. A las ayudas al transporte, los 200 euros para ingresos más bajos, se suma ahora otra ayuda de 400 euros, pero en este caso para quienes engrosan las listas de paro y no tienen derecho a cobrarlo.

Y es que las reglas del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) son claras: «Para cobrar la prestación contributiva por desempleo, es decir, el paro, el trabajador deberá haber estado cotizando para dicha prestación un mínimo de 360 días durante los últimos seis años.» Obviamente hay casos en los que no se cumple, con lo que podría no contar con ninguna fuente de ingresos. Por eso el Gobierno ha creado otro subsidio, en este caso por insuficiencia de cotización, con un montante de unos 400 euros, y no contributiva.

DE CUÁNTO HABLAMOS EXACTAMENTE

Habrá que acudir a la administración pública, que exigirá unos requisitos concretos y bien delimitados para poder recibir dicho subsidio. Con ello se procura evitar que el desempleado no caiga en una situación de exclusión social, en espera de que pueda encontrar un nuevo empleo. Se podría decir que estamos ante una especio de mini-paro para poder seguir adelante.

¿De qué cantidad exacta hablamos? En concreto han adelantado que serán 463,21 euros, aunque influirá la situación de renta o ingresos mensuales o si tiene cargas familiares en su unidad de convivencia.

SEPE ayudas

UNA AYUDA MUY EN LA LÍNEA DE LA SITUACIÓN

Y dicha situación se torna preocupante, al margen de que la inflación, crisis y recesión que todos dan por hecho vaya a ser global. Los estados en general, y España en particular, siguen «blindándose» al menos para evitar revueltas sociales, a tenor del invierno que nos espera con, entre otras cosas y ocupándonos de lo laboral, la subida de paro, tras un verano positivo.

Ya en el pasado mes de agosto 40.000 personas se habían sumado a las colas de paro, con lo que es deducible señalar que se debía a contratos estacionales propios de la época estival. Seguramente muchos de ellos ni encuentren trabajo rápidamente ni hayan llegado a cumplir los doce meses necesarios para cobrar el paro, con lo que serían candidatos a la ayuda de los 400 euros. ¿Qué tienen que hacer estas personas para recibir dicha ayuda si cumplen los requisitos?

LOS PASOS PARA LA AYUDA DE 400 EUROS

Lo primero que van a comprobar es que, como cualquier subsidio, antes no haya otra opción, en este caso que haya agotado la duración de cobro de paro para generar el mínimo exigible. Concretamente, hay que demostrar que se cumplen con los siguientes requisitos:

Primero que se está en una situación legal de desempleo y se está inscrito como demandante de empleo en SEPE; luego hay que mantener esa situación durante el periodo en que se cobra la ayuda, suscribiendo además un compromiso de actividad, esto es, que se busca activamente empleo.

En cuanto a las rentas, hay unos límites de cantidad, demostrando una carencia clara de recursos económicos. En 2022 el límite será de 75% del Salario Mínimo Interprofesional y nunca será superior a los 750 euros mensuales. Por último, hay que demostrar un periodo mínimo de cotización de tres meses con cargas familiares y seis si no las tienes, sin alcanzar los 360 días cotizados para la prestación contributiva por desempleo.

AYUDAS POR EDAD Y DURACIÓN

Además, aquellos que tengan 52 años o más, tendrán derecho a cobrar un subsidio especial y que comparte la misma cuantía y que se puede cobrar hasta que el desempleado consiga otro trabajo o hasta que llegue a la edad establecida de jubilación de 65 años.

Pero volvamos a la ayuda de 400 euros, ya que en este caso tiene una duración determinada, en virtud de las cargas familiares o no. Así, en el primer caso, es decir, con hijos, cónyuge o discapacitados a cargo y con cotización de seis meses y un año, se tiene derecho a cobrarlo durante 21 meses como máximo, aunque habrá que renovarlo cada seis, salvo que se encuentre un empleo. Si el periodo de cotización es inferior, se hará un cálculo exacto de lo que correspondería cobrar al perceptor.

En el caso de no tener carga familiar alguna, habrá que demostrar una cotización de 6 meses que no hayan gastado en anteriores prestaciones por desempleo.