Quantcast

Qué son los sacramentos

Los sacramentos son signos exteriores y visibles por medio de los cuales logra comunicarse la gracia divina, también son un medio por el cual es posible la santificación de una persona dentro de les creencias católicas, algunos de ellos tienen lugar una sola vez en la vida, mientras que otros pueden ser administrados en varias oportunidades, como es el caso del bautizo que se hace una sola vez, o la eucaristía, que se puede tomar cada vez que se acude a misa.

¿Cuál es el origen de la palabra sacramento?

¿Cuál es el origen de la palabra sacramento?

Sacramento es un vocablo que tiene un origen latino, ya que proviene de la palabra sacramentum, que está conformada por las expresiones sacrare, que quiere decir ‘hacer santo’, y el sufijo mentum, que significa literalmente ‘medio para’. En resumen, la palabra sacramento quiere decir medio para hacerse santo.

¿Qué se expresa por medio de un sacramento?

Puede que un sacramento se trate de una expresión de una comunidad, pero un sacramento también es una especie de expresión pública en la que se profesa que se sigue la religión cristiana, y se participa de ellos para estar en gracia con Dios y para adorarlo.

¿Quién instituyó los sacramentos?

Fue el propio Jesús quien instituyó los sagrados sacramentos, y por medio de ellos se manifiesta Dios, porque representan en verdad la acción de Dios en nuestras vidas prometida por Jesús. En consecuencia, se entiende que tienen eficacia, ya que con ellos se cumple lo que cada uno significa, haciendo que cuando los cumplamos nos encontremos en estado de gracia.

¿Cuántos sacramentos existen?

Para contestar a esa pregunta, se debe advertir que el número de ellos va a depender de cual sea la denominación del cristianismo que practique una determinada comunidad, debido a que hay varias de ellas. No obstante, si nos referimos a la Iglesia Católica, sólo son reconocidos siete sacramentos, que son: bautismo, eucaristía, confirmación, reconciliación, unción de los enfermos, matrimonio y orden sacerdotal. Estos son los mismos sacramentos que reconocen las Iglesias Ortodoxa y Copta.

¿Qué sucede con las Iglesias reformadas o con las protestantes?

Estas iglesias, que también son cristianas, sólo reconocen la existencia de dos sacramentos, que son el bautismo y la eucaristía, a la que también llaman la Cena del Señor. Aunque el significado del bautismo y la eucaristía es el mismo que para la Iglesia Católica, aunque la manera de administrarlos puede ser diferente.

¿Quién es el encargado de administrar los sacramentos?

Los que se encargan de administrar los sacramentos son los ministros ordenados, esto es, un individuo que ha sido autorizado para ello por su respectiva confesión religiosa. Los sacramentos se expresan por medio de signos que son visibles y perceptibles, que reciben el nombre de materia. Un ejemplo de ello es la acción simbólica que utiliza algo que tiene materia, como el vino, el pan o el agua, para completar el ritual del sacramento de que se trate.

La forma en que un sacramento se vuelve efectivo es cuando el ministro autorizado pronuncia las palabras sagradas, que son las oraciones que se emplean y que reciben el nombre de formas. Un ejemplo de ello es la expresión ‘yo te bautizo en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo’.

¿Cómo se definen los sacramentos en la Iglesia Católica?

Ya hemos dicho que son siete y que son compartidos por otras confesiones religiosas católicas como la copta o la ortodoxa. Se definen de la siguiente manera:

Bautismo

Se trata del primer sacramento, con el que la persona se inicia en la religión, y a través de él la persona recibe la gracia del Espíritu Santo, así mismo se inicia en el seguimiento del Evangelio, incorporándose la Iglesia Católica, Copta u Ortodoxa. En el catolicismo, la forma en la que se practica el bautismo por ablución, esto es, derramando una pequeña cantidad de agua bendita encima de la cabeza del individuo que se está bautizando.

Eucaristía

En este caso hablamos de la forma en que se rememora la vida, pasión, muerte y resurrección de Jesucristo, en la forma en que se predica en los Evangelios, y en este caso se consagra y se comparten el pan y el vino. El pan y el vino simbolizan el sacrificio de Jesús, así como la alianza que éste vino a hacer al mundo para tener una vida eterna.

Confirmación

Es la renovación que se hace de las promesas hechas en el sacramento del bautismo, incrementando en estado de gracia con el Espíritu Santo.

Matrimonio

Ahora nos referimos a la bendición que el ministro ordenado imparte a un hombre y a una mujer que se unen en matrimonio ante Dios, con la finalidad de conforman una familia dentro de las creencias cristianas.

Orden sacerdotal

Orden sacerdotal

Hablamos de la ceremonia por la que debe pasar un ministro para ser ordenado, es decir consagrado, y sólo la pueden llevar a cabo los varones para ordenarse como y ser bautizados como presbíteros o sacerdotes.

Reconciliación

Es el estado al que llega la persona cristiana luego de que ha confesado todos sus pecados y recibe la absolución por parte de un ministro ordenado que actúa como intermediario entre el que se confiesa y Dios, actuando como representante de éste último.

Unción de los enfermos

Esta es una bendición que se realiza sobre las personas que se encuentran enfermas o incapacitadas para poder acudir a la iglesia en la que normalmente se imparten los sacramentos de manera habitual, y la finalidad de esta unción es poder transmitirles consuelo, paz y fortaleza.

¿Qué sucede con las demás Iglesias?

Ya hemos dicho que las iglesias reformadas sólo reconocen la existencia de dos sacramentos, el bautismo y la eucaristía. Se consideran iglesias reformadas o protestantes, las iglesias evangélica, adventista, pentecostal, bautista, calvinista, presbiteriana, metodista, anglicana y luterana, entre otras.

Las iglesias reformadas y el bautismo

En estas iglesias, el sacramento del bautismo tiene prácticamente el mismo significado, porque es individuo bautizado recibe al Espíritu Santo y se inicia en el camino de la religión cristiana, teniendo como signo exterior o materia el agua, aunque puede ser administrada de dos maneras, que son por aspersión, que es rociando agua sobre el individuo, o por inmersión, que consiste en que el sujeto se sumerge de cuerpo completo en un río, lago o pileta.

Lo interesante es que hay ciertas iglesias reformadas que exigen una edad mínima para poder bautizarse, porque lo consideran un acto de decisión personal y con libertad.

¿Qué sucede con los demás sacramentos en las iglesias reformadas?

Actos como la unción de los enfermos, la consagración de los ministros, la confirmación, la confesión y el matrimonio también se practican, pero no se consideran sacramentos, sino rituales.