Quantcast

La moda del gluten-free: verdades y mentiras sobre el gluten

Los productos gluten free están de moda, triunfan entre la población y siguen proliferando en las estanterías de las tiendas. En Estados Unidos llevan años en una especie de guerra contra este componente, una locura que, como no, también ha llegado a España. El gluten no es más que la proteína que contienen los cereales, sin embargo, se ha extendido la idea de que resulta nocivo e incluso las personas que no son ni intolerantes ni alérgicas al gluten, lo están rechazando, casi siempre por desconocimiento.

Esta guerra declarada al gluten está incentivado el crecimiento de productos libres de él, que se presentan como ‘healthy’ y, por supuesto, son más caros. Todo ello apoyado por famosos e influencers que apuestan por una vida gluten-free que no tiene demasiado sentido en personas que no tienen alergia o intolerancia.

DIFERENCIAS ENTRE CELIAQUÍA, ALERGIA Y SENSIBILIDAD

La celiaquía es un trastorno genético autoinmune que afecta a todo el sistema, provocando una gran variedad de síntomas clínicos, que no siempre son digestivos. Además, tiende a atrofiar las vellosidades del intestino. La alergia es una reacción inmune que se produce bruscamente, ante el consumo de gluten, que suele provocar urticaria, dermatitis, irritación de mucosas, inflamación, picar o dificultad para respirar. Los síntomas digestivos son menos frecuentes. Por último, la sensibilidad al gluten es más difícil de diagnosticar, porque no hay métodos específicos. Se hace descargando la cellisquea y la alergia, y comprobando si los síntomas remiten al retirar el gluten. A fecha en torno a un 6% de la población.