Quantcast

El motivo por el que no deberías trabajar con un portátil en las piernas

Los portátiles se crearon para facilitarnos la vida, los podemos llevar a cualquier lado, podemos llevarnos el trabajo a casa, los utilizamos para ver películas en casa incluso, con la aparición de la Pandemia COVID-19 en el escenario mundial y el teletrabajo, el uso del portátil se incrementó y poco importaba donde y como lo usabas, sin embargo, recientemente se ha demostrado que colocar el portátil en las piernas nos expone a grandes riesgos.

Esta es una de las posiciones más cómodas para trabajar cuando estamos en casa o cuando nos toca trabajar fuera de la oficina, nos sentamos en la cama o en el sofá y colocamos el ordenador portátil sobre las piernas y podemos estar así por horas.

Resulta que el calor que desprende el portátil cuando la colocas sobre las piernas puede generarte graves daños en la piel de los muslos o como se conoce hoy día, el síndrome de la piel tostada o cabrillas, su nombre científico, eritema ab igne. También se ha asociado el calor del portátil con casos de esterilidad  e impotencia sexual en los hombres.

A continuación te comentamos cuales son los riesgos a los que te expones cuando trabajas con el portátil en las piernas.

Cabrillas o Síndrome de la piel tostada

Síndrome de la piel tostada
Síndrome de la piel tostada

Se trata del enrojecimiento de la piel y desarrollo de manchas irregulares en los muslos, una característica frecuente de los eritemas, la condición es totalmente benigna, pero en casos extremos puede generar cicatrices con tendencia a ulcerarse que en caso de no tratarse apropiadamente pueden terminar en carcinomas.

De acuerdo al estudio recientemente presentado en la revista Pediatrics, estos casos son poco comunes, y ocurren cuando nos exponemos por largo tiempo al portátil. Hasta el momento solo se han registrado 10 casos en el mundo, dos casos emblemáticos, un niño de 12 años por pasar varias horas con videojuegos y una joven de que estudiaba varias horas al día.