Quantcast

Piscinas naturales de España para olvidarte del mar

La tendencia es aprovechar los espacios que ha dispuesto la naturaleza para darse un buen chapuzón, y esas son las piscinas naturales. Espacios estancos en los que penetra el agua del mar o brota un manantial o fluye un río. Y sí; es difícil sustraerse a su encanto…

Con todo, estas son zonas naturales de baño que se hacen muy bien de ver en nuestro país para disfrutar del agua de una forma diferente a la playa, donde estas se antojan como paraísos de agua limpia y cristalina, ideales para pasar el día o hacer una escapada de fin de semana huyendo del calor. Repartidas por toda España, te presentamos las piscinas naturales en las que te puedes dar un baño.

El conjunto de piscinas naturales de la Garganta de Alardos, en Extremadura

Piscinas naturales Garganta de Alardos

La Garganta de Alardos es un conjunto de piscinas naturales que se encuentran en el municipio de Madrigal de la Vera, en Cáceres. Podría decirse que la imagen del puente medieval sobre la Garganta de Alardos es una de las más representativas de la comarca.

Este precioso paraje natural se encuentra justo en la frontera entre Extremadura y Castilla y León y nos muestra unas de las piscinas naturales más profundas y caudalosas de las que encontraremos por toda la zona.

En ellas, el baño está totalmente permitido y es más que recomendable, ya que la Garganta de Alardos cuenta con varias pozas profundas en las que podrás darte un refrescante baño para refugiarte de los calurosos veranos de Extremadura.