Quantcast

¿Problemas de fertilidad?, los métodos más pioneros para quedarse embarazada sin contratiempos

Traer una nueva vida es una de las cosas más importantes que le puede pasar al ser humano, una experiencia gratificante y trascendental que hace que sean muchas las personas, parejas y familias que desean y esperan  con grandes ansias el momento de poder plantar su propia semilla en el mundo a través de la concepción de un hijo propio.

El concebir un nuevo ser a menudo nos parece un acto que a priori debe ser algo fácil, natural e innato, pero en algunas ocasiones puede resultar un proceso muy complicado, doloroso  y el cual no siempre llega a dar los resultados esperados.

Una nueva era en la reproducción asistida

Los términos reproducción asistida o fecundación artificial son los diversos métodos que se usan para ayudar al embarazo en los casos en que los procesos naturales no funcionen debido a distintos problemas de infertilidad, la cual afecta tanto a mujeres como a hombres.

La infertilidad puede ser primaria, en los casos de parejas que tras un año no han logrado un embarazo; y las secundarias, parejas que sí han conseguido anteriormente quedarse embarazadas, pero que en la actualidad no pueden.

Tanto para un tipo como para otro, hoy en día existen diversas soluciones  gracias a la evolución médica, tecnológica y científica, la cual trabaja de la mano con la normativa estatal en temas de reproducción asistida. En ese contexto encontramos a Fertilab Barcelona, una clínica especializada en reproducción asistida que lleva más de dos décadas cumpliendo sueños, a través del trabajo conjunto, la innovación y un personal médico y sanitario ampliamente cualificado.

Soluciones a medida para cada caso particular

Entre esta nueva variedad de soluciones vamos a encontrar diferentes metodologías, las cuales se usarán  dependiendo de cada caso en particular, ya que una de las premisas más importantes a tener en cuenta para que la gestación siga su curso hasta buen puerto son las características particulares y peculiaridades de cada pareja o individuo, por ello es muy importante centrarse en cada caso en cuestión para dar con el diagnóstico adecuado que desemboque en un resultado favorable.

Cuando  la mujer no puede gestar un embrión mediante sus propios óvulos se recurre a la ovodonación. Para ello se utiliza un óvulo sano de una donante, el cual será fecundado con un espermatozoide para crear in vitro un embrión sano y viable, para ser  implantado en la mujer que desea quedarse embarazada.

Ese óvulo es fecundado mediante otra técnica de reproducción asistida: la fecundación in vitro. Este método es compatible tanto para óvulos de donantes, como para la fecundación con el propio óvulo de la que será la futura madre.

La fecundación in vitro es una técnica que a  diferencia de los procesos “in vivo”, donde la fecundación se realiza en el interior de la gestante, se realiza la fecundación en un laboratorio. Este método permite conseguir un embrión sano que posteriormente será trasladado al interior del útero materno para seguir con el proceso natural de desarrollo y gestación.

Para casos en que ni óvulo ni esperma de la pareja son óptimos, existe la opción de la adopción de embriones. Estos embriones son fruto de los procesos “in vitro” de otras parejas, los cuales son almacenados en bancos de embriones para su uso futuro, y éstos han sido donados a parejas que los necesiten.

Cada día es más sencillo poner remedio a los problemas de infertilidad o de reproducción gracias al desarrollo de las nuevas tecnologías, ya que estas han hecho posible la investigación y creación de métodos médicos cada vez más sofisticados, indoloros y con un porcentaje mayor de resultados satisfactorios.