Quantcast

Qué es un meteotsunami

También se le conoce con el nombre de rissaga, y tiene a los meteorólogos nerviosos, porque se trata de un fenómeno natural del que se han visto algunas señales en el mar Mediterráneo, así que quédate con nosotros unos minutos para que te enteres de qué se trata y te ocupes en vez de preocuparte, si vives cerca de donde puede ocurrir, tomando las medidas preventivas necesarias.

¿Qué es un meteotsunami?

¿Qué es un meteotsunami?

Se trata de un fenómeno climatológico que se produce como consecuencia de un brusco cambio de la presión de la atmósfera. Lo que tiene nerviosos a los meteorólogos es que en Valencia en nivel del mar ha subido veinte centímetros y, según dice, ello es un signo precursor de que puede producirse un meteotsunami en el Mediterráneo.

Aunque se trata de un fenómeno que se produce con muy poca frecuencia en España, no obstante, hay áreas de nuestro territorio que han experimentado las consecuencias del mismo en algunas ocasiones, por lo que debemos estar atentos.

¿Cuáles son las consecuencias de un meteotsunami?

Un meteotsunami es una clase se tsunami, parecido a los que ya se conocen, y son el efecto de la ocurrencia de un evento geológico, como es el caso de los deslizamientos o de los terremotos, sólo que en este caso se desencadenan por un fenómeno o cambio anormal de las condiciones meteorológicas.

En este caso, un cambio desmesurado en la presión atmosférica puede provocarlos y dados los cambios experimentados en el clima, con olas de calor y ventiscas de grandes proporciones que hemos sufrido, no es de extrañar que ese tipo de cambio meteorológico pueda estar próximo a producirse.

Para que ocurra, lo que se requiere es que el aire empuje a una masa de agua en los mares u océanos, creando al mismo tiempo un movimiento en el agua, que produce oscilaciones en los niveles del agua. Por esta causa, se pueden observar grandes subidas o bajadas de los niveles del mar, y esto ya ha sido observado en España en otras oportunidades.

¿Qué tipo de olas de pueden presentar?

Los expertos han explicado que es posible que se generen olas de tamaño bastante significativo, algunas de las cuales pueden llegar a tener cierto poder destructivo. Un ejemplo de ello fue el evento geológico que se produjo el pasado quince de enero, cuando se produjo la erupción del volcán submarino en Fiyi, el Hunga Tonga-Hunga Ha’pai, porque la explosión que estuvo asociada a la erupción produjo una gran onda expansiva, propagándose de forma muy veloz por medio de la atmósfera.

Una onda expansiva de este tipo, en realidad es una brusca modificación de la presión atmosférica, lo que crea como efecto de la exposición que el aire empuje hacia afuera de esa área grandes extensiones de agua que salen de la zona en la que se produjo la onda expansiva.

¿Qué es lo que ha dicho la Aemet al respecto?

La Agencia Estatal de Meteorología española (Aemet) dice que los meteotsunami son «ondas oceánicas destructivas que tienen las mismas escalas temporales y espaciales que las ondas de tsunamis ordinarias». Este organismo oficial ha señalado que la causa de esta clase de fenómenos está en la meteorología, especialmente cuando ocurren pequeños aunque muy significativos cambios producidos en la presión dela atmósfera, debidos mayormente a los pasos de frentes climáticos, líneas de turbonada, ondas gravitatorias y, normalmente, por cualquier fenómeno que pueda ser asociado con un proceso de convección climática.

De este modo, la Aemet explica que este puede ser un fenómeno al que se puede responsabilizar de la aparición de olas que, aunque en principio pudieran parecer pequeñas, es posible que vean incrementados su tamaño por causa de un fenómeno de resonancia, haciendo posible que las olas puedan alcanzar niveles con los que puedan ocasionar considerables daños en áreas costeras específicas, teniendo tiempos o intervalos que pueden ir desde algunos minutos hasta varias horas.

¿Son frecuentes los meteotsunamis?

¿Son frecuentes los meteotsunamis?

No. Realmente se trata de un fenómeno meteorológico que históricamente es muy raro, pero es cierto que existen zonas en las que su aparición resulta regular, debido a que son áreas cuyas características son especialmente favorables para que éstos ocurran.

De hecho, esa ha sido la causa por la que los meteotsunamis hayan sido bautizados con distintos nombres, tales como rissaga en el caso de las Islas Baleares, marrobbio en la zona de la costa suroeste de la isla de Sicilia o milghuba en la isla de Malta.

¿Cuáles pueden ser los efectos de un meteotsunami?

El lugar en el que con mayor frecuencia se experimentan los meteotsunamis en España son las Islas Baleares, especialmente en la Isla de Menorca. Principalmente el efecto que puede apreciarse de este fenómeno es visual, porque los que lo pueden observar, podrán ver cómo suben y bajan los niveles del mar.

Pero suelen ser subidas y bajadas bastante bruscas, que nada tienen que ver con las mareas, por ello existe un Sistema de Observación Costero de las Illes Baleares, conocido por las siglas SOCIB, ubicado en el puerto de Ciutadella.

Los expertos que trabajan en SOCIB han explicado que cuando el meteotsunami es muy intenso, el puerto suele quedarse vacío, y los barcos pueden llegar a tocar el fondo seco del mar. Pero a los pocos minutos las aguas regresan con bastante intensidad, lo que hace que se produzcan desperfectos y roturas en las naves y en el muelle.

¿Qué paso en el año 2006?

Sólo en el año 2006, muchas embarcaciones se hundieron y quedaron absolutamente destrozadas por causa de este fenómeno y de la misma manera se produjeron inundaciones en el área de los muelles, así como efectos bastante graves en los establecimientos y locales alrededor del puerto y en los coches que se encontraban estacionados.

¿Todos los meteotsunamis producen los mismos daños?

No. De hecho no es común que un meteotsunami produzca las consecuencias que tuvo en el año 2006 en Menorca. Por lo común, lo que ha ocurrido en los últimos años es que se produzcan moderadas subidas y bajadas del mar en las zonas costeras más apropiadas para que este fenómeno se presente, acompañadas de vientos fuertes en las provincias que colindan con el mar Mediterráneo.