Quantcast

Baleares, destino preferido por las familias este verano

España tiene la suerte de contar con numerosos destinos turísticos que son ideales para viajar en familia. Hoy hablaremos de uno en concreto, el cual lleva varios veranos erigiéndose como el preferido por muchas familias. Nos referimos a las Islas Baleares.

Menorca es una de las islas habitualmente elegidas, aunque a la lista hay que sumar otras como Mallorca e Ibiza. Por supuesto, Formentera también aparece en el listado. Pero, ¿qué lleva a dichas islas a estar tan bien consideradas por todo tipo de familias? A continuación desgranaremos las principales claves del éxito de las baleares como destino turístico familiar sobre todo en verano.

Hoteles familiares

Lo primero que llama la atención es que existen un gran número de hoteles familiares en Baleares. Si bien es cierto que esta clase de alojamientos también están presentes en muchas otras zonas de España, en las islas la cifra es bastante mayor.

La gran presencia de dichos hoteles es una clara muestra de que las Islas Baleares son un destino muy familiar. En concreto, estamos ante unos alojamientos que son ideales para el disfrute no solo de los adultos, sino también de los más pequeños de la casa.

Atrás quedan los tiempos en los que al viajar, una de las dos partes no quedaba del todo satisfecha: la adulta o la infantil. Gracias a los hoteles familiares de las Baleares, ambos disfrutan como nunca. En el caso de los niños incluso hay animación que les invita a socializar con los demás peques que se alojan en dichas instalaciones.

Continuando con lo referente a los niños y las niñas, en muchos de los hoteles familiares hay piscinas que destacan por lo completas que son. Algunas de ellas incluso cuentan con parques acuáticos.

Pero, ¿qué pasa con las mamás y los papás? Lo cierto es que los adultos también disfrutan de un ambiente excelente, el cual precisamente viene dado por las múltiples familias que se alojan allí.

Por otra parte, se fomenta el reposo gracias a unas habitaciones de las que llama poderosamente la atención lo cómodas que son. Y es que de poco sirve hacer un viaje ilusionante repleto de actividades si, por la noche, es difícil conciliar el sueño. Todo lo contrario sucede en los hoteles familiares de las Islas Baleares.

Hablamos de camas que son amplias y muy cómodas, teniendo el nivel de firmeza perfecta para que todo tipo de personas estén a gusto durmiendo en habitaciones que, además, están bien insonorizadas. Así pues, el resto de familias prácticamente pasan inadvertidas a nivel acústico durante el transcurso de la noche.

Planes para hacer en compañía de madres, padres, hijos e hijas

Otro aspecto que se está traduciendo en que este verano las Islas Baleares se hayan convertido en el destino preferido por las familias se resume en la enorme cantidad de planes por los que se puede optar.

El hecho de poder elegir entre muchos planes en familia es valorado positivamente por los viajeros, ya que solo de esta manera pueden satisfacerse las necesidades tanto de adultos como de infantes. En el caso de las Baleares, la lista es prácticamente interminable.

Tras salir de las instalaciones del hotel familiar, todo un abanico de actividades divertidas pasa a abrirse para elegir entre planes que son muy variados. Sea cual sea la elección, el resultado no tarda en evidenciarse: los lazos que unen a los familiares se estrechan más si cabe, por lo que las vacaciones terminan con un sentimiento de amor mutuo que se ve incrementado respecto al inicio del viaje.

Uno de los planes que más gustan a las familias es el de la excursión en kayak. Las aguas de ciertas islas como Menorca y Formentera se caracterizan por ser bastante tranquilas, por lo que el nivel de seguridad es máximo al hacer uso de la conocida por los lugareños como ‘bicicleta del mar’.

Un viaje cuyo precio es asequible sobre todo por la proximidad

Por último, otra clave del éxito de las Islas Baleares en el ámbito del turismo familiar veraniego está relacionado con la proximidad respecto al resto de España. Y es que acudir a islas como Menorca, Ibiza y Mallorca es bastante asequible independientemente de si se opta por la vía aérea o la marítima.

Ahora que hemos mencionado la alternativa del trayecto por mar, es destacable que en los últimos veranos se ha convertido en una opción muy tenida en cuenta por las familias. Y no es para menos, puesto que pueden embarcar con sus respectivos coches, con todo lo positivo que ello conlleva al llegar al puerto de destino.

Teniendo en cuenta todos los aspectos tan positivos que hemos mencionado, no sorprende que las Baleares estén registrando semejante éxito en verano de 2022. Previsiblemente la situación irá a más en los meses de junio, julio y agosto del año que viene.