Quantcast

Alcachofas con jamón: un plato sabroso que se hace en pocos minutos

Cada día vemos más recetas en internet con cantidad de productos que la mitad no conocemos y que se alejan de los platos que nos comíamos los domingos con la familia. Las nuevas creaciones gastronómicas poco a poco van consiguiendo el monopolio total de las cartas de los restaurantes, pero, ¿dónde han quedado las recetas clásicas de la abuela?. Los sabores castizos nos hacen recordar nuestras tierras y raíces, por ello os traemos la receta más sencilla para conseguir en pocos minutos unas alcachofas con jamón al puro estilo tradicional.

Primer paso: limpiar las alcachofas

Limpiar alcachofa

Para comenzar la receta tendremos que hacer el paso más tedioso de las alcachofas con jamón: limpiar la alcachofa. Hay que tener cuidado, ya que es un vegetal que tiene muchas capas y es ahí donde se encuentra el sabor y la carne del producto, por lo que limpiaremos las hojas exteriores sin llegar al centro, al corazón de la alcachofa. Otro truco para que las alcachofas mantengan ese color verde tan característico es untar con limón para que no se oxiden y no se ennegrezcan.

Una buena fuente de vitamina B9

Las alcachofas tiene una alto nivel de ácido fólico, también conocida con la vitamina B9. Este ácido actúa como un cofactor de enzimas involucradas en la síntesis de ADN y que puede ayudar a prevenir defectos del tubo neural durante el embarazo. Por tanto, las alcachofas no solo son saludables, sino que tiene una cantidad de vitaminas como la K, vitamina C, potasio…