Quantcast

Bicicleta eléctrica o patinete eléctrico: cuál es mejor

Las causas por las que las personas están dejando de utilizar los transportes públicos son múltiples, por supuesto que una de las más importantes tiene que ver con la salud y con la posibilidad de contagiarnos de alguna enfermedad y para muestra lo escaldados que nos quedamos a raíz del Covid-19, ahora la viruela del mono y en el futuro quien sabe qué será.

Lo cierto es que muchos han descubierto la facilidad, la comodidad y la libertad de ser propietario de una bicicleta eléctrica o un patinete eléctrico no sólo porque nos desplazamos solos, sin aglomeraciones, si tener contacto con otras personas, sino que nos ayudan a llegar más rápido a donde vayamos, evitando el volumen de tráfico y las demoras que este produce.

Comodidad, sostenibilidad y tranquilidad

Comodidad, sostenibilidad y tranquilidad

No hay duda que la bicicleta eléctrica o el patinete eléctrico es un modo bastante cómodo de transporte para los usuarios y que al usarla no emitimos CO2, lo que las hace vehículos sostenibles, porque son ecoamigables, a diferencia de los coches, a lo que debemos agregar todo lo que nos ahorramos en combustible si las usamos a diarios para ir al trabajo y para hacer nuestras diligencias.

La tranquilidad viene dada por el hecho de que no estaremos en contacto con otros usuarios de los transportes públicos ni tocaremos pasamanos, asientos o parte en las que pueden alojarse virus, gérmenes o bacterias que nos pueden contagiar de algo, pero, sabemos sobre la legislación que rigen su uso, porque serán un poco diferentes, incluso se trata de una legislación que se encuentra en constante modificación dada la novedad del uso de estos medios de transporte.