Quantcast

El motivo por el que deberías cambiar el nombre de tu iPhone

Cuando la carrera comercial por hacerse con un nuevo mercado de usuarios de teléfonos celulares estaba en su pleno apogeo, a Steve Jobs se le ocurrió que debía crear un teléfono que no sólo llamara o sirviera para enviar mensajes de texto, sino que hiciera otras tareas para sus propietarios, él no lo sabía, o sí, porque el tipo era un verdadero genio, pero estaba creando un Smartphone.

La compañía Apple simplemente lo llamó iPhone, pero estaba destinado a ser por muchos años el rey de la batalla de los teléfonos inteligentes. Quien diría que cuando en la Convención de Macworld de enero de 2007, Steve Jobs anunció el iPhone, estaba naciendo el gran producto estrella de Apple, que dominó una gran porción del mercado de los teléfonos móviles por tantos años, mejorándose en prestaciones y servicios con cada versión.

¿Qué fue el iPhone?

¿Qué fue el iPhone?

Al mejor estilo de todo lo que inventaba Jobs, era un teléfono multipropósito, siendo el primero en tener pantalla táctil, que incorporó las funciones de un reproductor MP3 y con la adición de un navegador web que era absolutamente funcional. Estas características hicieron que Apple vendiera más de 1.000 millones de móviles en los nueve años siguientes, convirtiendo al iPhone en el móvil preferido mundialmente.

Hasta la fecha, Apple ha lanzado al mercado 33 generaciones de iPhone, hasta llegar al iPhone 13, cada una de ellas con une nueva funcionalidad o con mejoras en los componentes, incorporando nuevos procesadores, gran capacidad de almacenamiento, mejorando sus cámaras, y todo lo que te puedas imaginar para que tener un iPhone no sea solamente tener un teléfono inteligente, sino que sea toda una nueva experiencia, no obstante seguimos recomendándote no llevarte tu iPhone a la playa.