Quantcast
miércoles, 10 agosto 2022 10:34

Los atletas Martos y Arce, a la final de 3.000 metros obstáculos del Mundial

Los atletas españoles Sebastián Martos y Daniel Arce lograron clasificarse la pasada madrugada para la final de los 3.000 metros obstáculos del Mundial de Atletismo al aire libre de Eugene. Por su parte, Eusebio Cáceres también competirá en la final de salto de longitud.

Por primera vez desde hace 17 años competirán dos atletas españoles en la final de 3.000 metros obstáculos, después de que Sebastián Martos, de 33 años, completara una gran carrera eliminatoria, luchando codo a codo en los primeros puestos y sin perder comba cuando se desataron las hostilidades que le han llevado a lograr la quinta plaza (entraban tres por puestos), con una marca de 8:18.94 (su tercera mejor marca de siempre), y el pase a la gran final, su primera final mundialista. “Es el momento que llevo esperando toda la vida, estoy muy feliz”, confesó Martos en declaraciones compartidas por la Real Federación Española de Atletismo (RFEA).

El segundo finalista español será Daniel Arce, tras una tercera serie llena de coraje, corriendo bien colocado gran parte de la prueba y sufriendo mucho en las últimas vueltas. Finalmente, su esfuerzo dio frutos y estará en su primera final en un Mundial, gracias a su marca de 8:21.06 (su cuarta mejor). El debutante Víctor Ruiz no pudo refrendar su gran temporada, siempre en puestos retrasados y finalizando undécimo en la segunda serie con 8:33.42.

La soriana Marta Pérez logró también el pase a semifinales de 1.500 m gracias a una segunda eliminatoria en la que corrió en 4:05.92 (su mejor marca del año). En el comienzo de la carrera, fue regalando metros por fuera, pero siempre en la lucha por los puestos para avanzar de ronda. Algo encerrada y con algún traspiés que otro del que supo reponerse, con una gran vuelta final cargada de esfuerzo, estará en la semifinal después de una gran vuelta definitiva.

La primera participación española en este Mundial de Eugene correspondió al capitán de la selección, el plusmarquista español de martillo Javier Cienfuegos, en la que era su sexta participación en un Mundial. El inicio no fue nada bueno, con un primer tiro de 73.16 m que al final de la primera ronda le colocaba noveno, en esos momentos fuera de la final. En el segundo intento no mejoró (72.43 m) y en el tercer y último lanzamiento se fue hasta los 74.25 m, insuficientes para pasar a la final.

En el salto de longitud, cara y cruz en la clasificación aunque con sufrimiento. La cara la puso el alicantino Eusebio Cáceres, cuarto en los Juegos de Tokio. En Eugene, voló en su tercer salto con 8.03 metros para pasar a la final, después de dos nulos y estar contra las cuerdas. El de Onil disputará así su tercera final mundialista en sus cinco participaciones en este evento. La cruz fue para Héctor Santos, que encadenó tres nulos en el grupo A de clasificación.

Finalmente, en peso la plusmarquista española Belén Toimil no entró en la final al llevar la bola en su tercer intento hasta 17.48 m dentro del grupo B de la clasificación. La gallega, que llegaba con una mejor marca de la temporada de 17.98 m no tuvo su mejor día en un concurso flojo, con un nivel muy alto de sus rivales. El campeón de España Carlos Tobalina, el más veterano de la delegación española con 37 años, también se quedó fuera de la final de peso con un mejor lanzamiento de 19.70 m.

En el 4×400 femenino, esta madrugada se vivió la despedida de Allyson Felix, que sumó su 19 medalla -13 de ellas oros- en un Mundial, al lograr el bronce con Estados Unidos, en una carrera en la que venció República Dominicana, con Países Bajos en segundo lugar.