Quantcast

Palacio Helguera, el hotel anticuario en pleno corazón del Valle del Pas

  • Perteneciente al sello 100% español The Authentic Heritage Collection e inmerso en la naturaleza interior de Cantabria, Helguera Palacio Boutique Antique ocupa un palacio del siglo XVII y cuenta con 11 suites para disfrutar de una experiencia desconexión que aúna diseño, lujo, gastronomía y bienestar.
  • Su ubicación en plenos valles pasiegos permite realizar todo tipo de actividades al aire libre y disfrutar del descanso más absoluto en sus instalaciones: cuenta con piscina climatizada interior y exterior, spa, restaurante de gastronomía cántabra con sello propio y unos jardines de ensueño para perderse.
  • Diseñado por su propietaria, Malales Martínez Canut del estudio Malmaca Design y María Mas Interiors, y concebido como hotel anticuario, todos los objetos de decoración del hotel, en su mayor medida antigüedades, están a la venta para satisfacer los caprichos de los huéspedes.

Escondido tras unos caminos serpenteantes que atraviesan las verdes colinas de los valles pasiegos, se encuentra Helguera Palacio Boutique Antique, un hotel boutique sólo para adultos de 11 habitaciones que ocupa un palacio del siglo XVII totalmente recuperado. Es el proyecto personal de la interiorista mediterránea Malales Martínez Canut que, tras dejar las islas Baleares, encontró en 2020 por casualidad el edificio, se enamoró a primera vista de él, de la zona, del imponente paisaje, de la gastronomía local, de sus gentes, y viendo el potencial que aguardaba como hotel se decidió a adquirirlo.

Helguera Palacio Boutique Antique

Al frente del estudio Malmaca, Malales tuvo claro lo que quería conseguir y junto con su marido José Antonio Revuelta, director de operaciones del hotel, se puso manos a la obra. En tan solo 9 meses de trabajo restauró el palacio respetando lo que fue, poniendo en valor su pasado gracias a una decoración con las antigüedades como protagonistas, pero con todas las comodidades del lujo actual, haciendo de él un espacio singular. La ambición del proyecto no era otra que recoger el encanto natural y tradicional de Cantabria (comunidad de turismo rural, historia y gastronomía) y extenderlo a un espacio de lujo y alto diseño, a la altura de los mejores hoteles boutique de Europa y poner su granito de arena para convertir a Cantabria en referente para el viajero a la hora de elegir escapada.

Apenas un año de historia

Helguera Palacio Boutique Antique abría sus puertas en julio de 2021 como un alojamiento de lujo, inmerso en la naturaleza más verde del interior de Cantabria, con todos los servicios para hacer a sus huéspedes desconectar de todo y con la peculiaridad de ser hotel anticuario: todos los elementos de decoración del hotel, desde sus colecciones de vajilla hasta los muebles de las habitaciones, están a la venta en exclusiva para sus huéspedes.

Helguera Palacio Boutique Antique

Piedra en la muralla, enredaderas en la fachada y un potente escenario natural en las ocho hectáreas con las que cuenta la propiedad, anticipan el palacio que fue ordenado construir originalmente por el Conde de Santa Ana de las Torres. Precisamente, este pasado y su preservación, fue uno de los ángulos del trabajo de su propietaria a la hora de decorar el espacio. Quería volver a hacer brillar todas y cada una de sus estancias y respetar su historia permitiendo a sus huéspedes sumergirse en ella y sentir mejor el hotel. Lo consiguió a través de una selección de piezas de época y antigüedades, muebles contemporáneos, objetos únicos descubiertos por ella misma en sus viajes por el mundo, la interiorista consiguió hacer de este edificio rebosante de historia un hotel boutique que combina el lujo más exquisito y exclusivo con la elegancia y el confort de los alojamientos contemporáneos: colchones de lana artesanal, sábanas de algodón egipcio, bañera exenta, carta de almohadas, amenities 100% orgánicos y servicio de habitaciones.

11 habitaciones, 11 historias

Con este trabajo inusual de interiorismo, Malales ha conseguido crear una atmósfera única gracias a todos los elementos que conforman la decoración de Helguera. Distribuidos desde el hall hasta los aseos, han sido traídos y seleccionados de muchas partes del mundo: cuadros de época y autor, vajillas convertidas en piezas de colección, tejidos de lino, terciopelo y seda en paredes, muebles y elementos textiles y cada uno de los pequeños detalles que pueblan sus mesas, aparadores, vitrinas y alacenas.

Helguera Palacio Boutique Antique

Palacio Helguera cuenta con 11 habitaciones, todas ellas únicas y diferentes entre sí, con personalidad y carácter propios, que han sido distribuidas en las habitaciones originales del palacio, en la buhardilla y en las antiguas caballerizas. Además de los elementos de decoración y los pequeños detalles que imprimen su sello característico y las llenan de vida propia, las estancias han sido bautizadas con los nombres de los antepasados que desarrollaron el proyecto para contar la historia de los más de cuatro siglos de antigüedad que tienen las paredes de este palacio convertido en hotel boutique: Virreina de España, Duque de Wellington, Regente Gabriel Ciscar, Barón de Puerto Rico, Condesa de la Camorra o Conde de las Torres, son algunos de ellos. Para hacerlo aún más especial, cada habitación esconde un libro, escrito por Juan Mateu de Ros, donde se relatan los vínculos de cada personaje con este enclave como si de una novela se tratase, un detalle que ayuda al huésped a ubicarse dentro del espacio-tiempo del edificio.

Cocina de raíces cántabras

La experiencia Helguera se completa con el restaurante Trastámara, la opción para los huéspedes a la hora de desayunar, comer y cenar. Ubicado en mitad de la finca y con vistas a la imponente naturaleza, el restaurante apuesta por una cocina local con sello propio donde los grandes protagonistas son los productos de la zona. La carta, concebida como un recorrido por la gastronomía cántabra, apuesta por los productos de proximidad de referencia: mantequilla, sobaos, anchoa, trucha, leche, ternera, pescados y mariscos. En el caso de las verduras y hortalizas, la despensa se nutre de la huerta de productores cercanos.

Helguera Palacio Boutique Antique

Palacio Helguera es una experiencia de desconexión completa, cuenta con un espacio de bienestar, abierto todo el año, que consigue dejar boquiabierto al viajero por sus vistas a las colinas y a la naturaleza cántabra. Su piscina infinita, que se asoma directamente sobre los valles pasiegos, tiene la particularidad de que está climatizada y puede ser utilizada todo el año, cuenta con una parte cubierta y otra exterior. Además, el palacio cuenta con un spa de uso privado, un jacuzzi, sauna, hammam y una cabina doble de masaje que termina por completar la experiencia Helguera, en la que se ofrecen tratamientos de belleza de todo tipo. También cuenta con un gimnasio con máquinas alemanas de estilo vintage. Y merecen mención especial sus jardines que conectan directamente con senderos del Valle del Pas, conocido por sus monasterios románicos, ermitas y cuevas históricas.

Helguera Palacio Boutique Antique

«En esencia, esta propuesta abarca todas las dimensiones del descanso, aunadas en el concepto de intimidad y exclusividad», resume Concha Sánchez-Ocaña, responsable del desarrollo comercial y digital del proyecto. Palacio Helguera es el lugar en el que dejarse cuidar y desconectar entre las colinas verdes cántabras, el destino donde sentirse mejor que en casa sin necesidad de salir de sus puertas.