La curiosa razón por la que España es el único país europeo con persianas

Cada país del mundo tiene su propia impronta, aunque estén divididos por una línea imaginaria, la separación real es cultural. No es extraño que muchos turistas se queden sorprendidos cuando visitan España. La comida, el arte, la música y ¡las persianas!, son algunos de los factores distintivos de nuestra sociedad. Este último, aunque a nosotros nos parezca algo totalmente natural, es extraño en otros países. En este artículo te contaremos por qué razón España es el único país europeo con persianas. [nextpage]

Las persianas son un factor cultural

Las Persianas Son Un Factor Cultural

“Es como si los españoles tuvieran miedo a la luz”, manifestó contrariada Caroline Jurgens, quien es una holandesa de 42 años que lleva viviendo en España desde el año 2005. Caroline llegó a la capital desde Ámsterdam y, aunque el choque cultural fue grande, lo que más le llamó la atención es que en nuestro país las casas y edificios tenían las persianas bajadas durante gran parte del día. Sin embargo, esto no fue lo único que le llamó la atención. El contacto entre personas es totalmente diferente, al igual que la comida, la música y la cerveza. [/nextpage] [nextpage]

El mundo le dijo “adiós” a las persianas

El Mundo Le Dijo “Adiós” A Las Persianas

Por contrapartida, muchos países del mundo deciden mantener sus persianas abiertas para que entre el sol. Sin importar la estación del año. El uso de este tipo de artefactos en gran parte del mundo es algo anecdótico o residual, pero en España forma parte de la cultura popular. Y casi siempre las tenemos bajadas. Además, hay que tener en cuenta que en nuestro país tenemos una hora más de luz al día en comparación con los otros Estados/Nación de Europa. Estas por la cultura local se han convertido en parte esencial del paisaje inmobiliario. [/nextpage] [nextpage]

El factor hereditario cultural está presente en nosotros

El Factor Hereditario Cultural Está Presente En Nosotros

“La ética católica implica una preocupación por el qué dirán, por demostrar una conducta irreprochable acorde con lo que se espera socialmente de ti. Y las persianas desconecten tu casa del exterior”, expresó Juan Carlos Barajas, quien es sociólogo. Miles de actos culturales a diario que efectuamos sin darnos cuenta vienen de concepciones previamente establecidas, muchas de ellas por la iglesia católica. En la formación cultural de los ciudadanos entran en juego distintos saberes heredados por las sociedades pasadas. [/nextpage] [nextpage]

La censura del cuerpo a través de las persianas

La Censura Del Cuerpo A Través De Las Persianas

La mayoría de los edificios modernos de Centroeuropa están creados bajo la premisa de persianas 0. No es extraño que cada vez que viajamos podamos ver cómo es la vida cotidiana de los vecinos a través de sus ventanas. Este tipo de exposición cotidiana es casi imposible en nuestro país (dejando de lado las playas nudistas). “En España existen aún costumbres de la cultura árabe muy enraizadas, de vivir para dentro de la casa y tener lo bonito en el interior, como los patios, y mirar a través de las celosías”, afirmó Jurgens. [/nextpage] [nextpage]

La diferencia entre tener y no tener persianas

La Diferencia Entre Tener Y No Tener Persianas

Según los historiadores, esta huella andalusí del siglo VIII está relacionada con la idea de Centroeuropa de abrir las casas “para demostrar la honestidad de sus huéspedes y no tener miedo a enseñar si eres pobre o rico”, dijo Jurgens. En este sentido, algunas personas han relacionado la idea de no tener personas (o cortinas abiertas) con la intensión no manifiesta de compartir información sobre la vida íntima. Algo a tener en cuenta, más allá de la privacidad en sí misma, es que las casas sin persianas suelen parecer más grandes. [/nextpage] [nextpage]

La sociabilidad española

La Sociabilidad Española

Muchas personas han relacionado a la cultura de España con la limitación de una exposición de sus intimidades. Según dan cuenta distintos estudios sobre la cultura en nuestro país, las personas suelen llevar bien con los vecinos, pero se intenta que no pasen más allá de nuestra puerta. “Se está más en la calle, se conoce más al vecino. De esa mayor convivencia se deriva un gran interés por conocer la vida ajena y un menor interés en que los demás conozcan la propia; por lo tanto, hay que colocar barreras”, confirmó Juan Carlos Barajas, quien actualmente es sociólogo y autor de la web de divulgación Sociología Divertida. [/nextpage] [nextpage]

La presencia de la iglesia y su relación con las persianas

La Presencia De La Iglesia Y Su Relación Con Las Persianas

“La ética católica implica una mayor preocupación por el qué dirán, por demostrar una conducta irreprochable acorde con lo que se espera socialmente de ti, por lavar los trapos sucios en casa. Por lo tanto, tienes que disponer de un interruptor, persianas y cortinas que desconecten tu casa del exterior para hacer lo que los demás no quieres que vean”, agregó el sociólogo. Tal y como habíamos anunciado, existen distintas instituciones que han impregnado su cultura dentro de nuestra sociedad. [/nextpage] [nextpage]

Pasamos la mayoría del tiempo dentro del hogar

Pasamos La Mayoría Del Tiempo Dentro Del Hogar

En un principio, dejando de lado la cultura y la relación entre las personas, uno podría pensar que los ciudadanos están más tiempo en la calle, y de ahí el porqué sus persianas están casi siempre bajas. Pero, según la firma Velux, los españoles pasamos el 90 % de nuestro tiempo en el interior de nuestros hogares. Tal revelación deja debajo tierra esta posible conjetura, más teniendo en cuenta la cantidad de empleos que se han creado con la modalidad virtual. [/nextpage] [nextpage]

Tener las persianas levantadas podría ser un delito

Tener Las Persianas Levantadas Podría Ser Un Delito

Dejando de lado la perspectiva cultural, el uso de persianas es una forma de mantener alejados a los fisgones. Mirar al interior de un hogar puede llegar a tener diferentes implicancias legales. Es muy delgada la línea entre mirar hacia el interior de un hogar y vulnerar las libertades individuales de las personas. Además, dependiendo sea el caso, aquellos que anden, en el interior de sus casas, desnudos podrían ser acusados de exhibicionismo. En este sentido, el artículo 185 del Código Penal de España únicamente marca delito de exhibicionismo cuando hay actos obscenos ante menores de edad o personas con discapacidad. [/nextpage]