Quantcast

Pimientos del piquillo: la receta fría para servir en verano

La cocina en verano acostumbra a tener dos fines: preparar platos frescos y apetitos, que entren bien incluso cuando más aprietan las temperaturas en estos meses del año, y ser rápidos de preparar. Es natural que muchas veces te no te apetezca pasarte mucho tiempo entre fogones cuando estás de vacaciones o, simplemente, el calor se vuelve insufrible.

Entre las muchas propuestas que existen en nuestra gastronomía, hay algunas que, además de cumplir los requisitos comentados anteriormente, resultan deliciosos. Por ejemplo, los pimientos de piquillo, una receta fría ideal para la época en la que nos encontramos, y que suelen gustar a mucha gente.

Fríos o calientes

Pimientos del piquillo: la receta fría para servir en verano

Una de las principales ventajas de los pimientos de piquillo es que pueden servirse fríos o calientes, dependiendo de la receta en la que se utilicen. Bueno, incluso en muchas de ellas se puede elegir cuál es la forma en la que más apetece degustarla. En estas fechas, la decisión parece bastante clara.

Pero aunque hoy nos centremos en su versión más veraniega, no conviene olvidar que también puede ser un plato rico y saludable para aprovechar durante el invierno, cuando más acecha el frío.