Patatas fritas al horno: la manera ‘sana’ de hacerlas crujientes por fuera y tiernas por dentro

A todos nos gustan unas buenas patatas fritas, pero estas no son muy buenas para la salud ni ayudan a mantener la figura. Cuando se acerca el verano, muchas personas desean mantener una buena figura para poder usar trajes de baño sin ningún tipo de complejo. Por eso es interesante buscar una manera de comer bien rico, pero sano.

Existen muchas formas en las que puedes comer patatas fritas que sean más sanas y con un aporte calórico menor a las preparadas de la forma tradicional. Entre las diferentes opciones se encuentran las freidoras de aire y las patatas fritas en horno convencional.

 

Patatas fritas al horno, la opción más saludable

Comida

Si bien es cierto que las patatas no son el alimento ideal para bajar de peso o mantener la figura, estas son muy deliciosas y contienen un aporte de energía muy beneficioso para el organismo. El aporte de grasas que puede contener la patata está básicamente en su forma de cocción. 

Cuando son cocidas en agua o al horno sin ningún tipo de grasa, se marca una gran diferencia; 100 gramos de patatas cocidas al horno contienen 185 kcal, mientras que cuando se preparan fritas, el aporte calórico está entre 300 y 500 kcal, estás debido a la grasa absorbida durante la cocción.